Etiquetas en los niños y discriminación: un caso real

Hace no mucho tiempo comentábamos por qué no deberíamos permitir que pongan una etiqueta a nuestros hijos, pese a que nos digan que será la única forma de conseguir los recursos que necesitan. Sin embargo, el tratamiento de un «problema» que, en muchos casos, será una cuestión transitoria del desarrollo, puede provocar un problema más duradero. Esta misma semana ha trascendido en redes sociales el lamentable caso de un niño de 6º de primaria con diagnóstico de TEL (Trastorno Específico del Lenguaje) y un expediente académico impecable, sin ningún suspenso; pero al que se intenta hacer repetir curso «porque ningún niño con “sus características” puede pasar a secundaria sin haber repetido ningún curso. Les da igual lo buen estudiante que sea», lamentaba su familia en redes sociales:

Etiquetas en los niños y discriminación: un caso real Etiquetas en los niños y discriminación: un caso real

Esta medida a todas luces injusta también ha tenido su impacto en el niño, que, según su familia, ha tenido que volver a someterse a pruebas e incluso ha recibido presiones en el centro educativo:

Etiquetas en los niños y discriminación: un caso real Etiquetas en los niños y discriminación: un caso real

Finalmente, y gracias a la larga y dura lucha de la familia, hubo final feliz para este niño, que no tendrá que repetir curso. Según cuenta la familia el 14 de mayo, tras mucho insistir ante el centro, la profesora, psicóloga, pedagoga, logopeda y directora del colegio acudieron a Conselleria con el expediente del niño «para que volvieran a revisarlo, y que no aplicaran esa normativa interna de hacer repetir un curso para acceder al instituto por el simple hecho de tener un ACIS (adaptación curricular individualizada, que en este caso consistía solamente en permitirle realizar los trabajos y pruebas en castellano en lugar de en valenciano en una asignatura)». «Después de mucho explicar la situación, mostrar los trabajos del niño, sus exámenes, comprobar que sus calificaciones son reales, tener en cuenta su madurez e integración, han conseguido que acepten la promoción del niño a secundaria», afirman.

Etiquetas en los niños y discriminación: un caso real

Mi más sincera enhorabuena a la familia Roig Martín. Sin embargo, no puedo dejar de preguntarme cuántas familias habrán sido ya víctimas de este tipo de decisiones, cuántas habrán acatado porque es la decisión de los profesionales, cuántas no habrán podido luchar por verse en situaciones desfavorecidas, cuántas habrán cedido a las presiones… Y, especialmente, por los efectos de esta «norma interna» no escrita, de la que nadie advierte a las familias y que pide un alto precio a cambio de los presuntos beneficios que se otorgan al niño en algún momento de su vida, y que, en algunos casos, ni siquiera serían necesarios.

Anuncios

6 pensamientos en “Etiquetas en los niños y discriminación: un caso real

  1. De nuevo muchas gracias por difundir estas situaciones. La actuación del colegio es bochornosa, y la del inspector y la conselleria, aún más. Está claro que se ha resuelto felizmente porque la familia lo ha hecho público, sino no se hubieran movido de su posición, y encima con amenazas al niño…

    Me gusta

  2. Acabo de recordar este caso: http://www.eldiario.es/desigualdadblog/hecho-Ruben-merecer_6_385021529.html donde se vuelve a demostrar cómo pueden mover la maquinaria para quitarse de encima a quien no les gusta, con la excusa de “es lo mejor para ellos”. En https://www.change.org/p/direcci%C3%B3n-provincial-de-educaci%C3%B3n-en-le%C3%B3n-un-cole-para-rub%C3%A9n puede leerse como se las gastaban los profesores, si es que pueden llamarse así, porque son una vergüenza para la profesión ¿Apuestas a que estos profesores (y sus compañeros que lo sabrían y callaron) y los responsables de vigilarlos siguen en sus puestos, sin que les haya pasado factura su comportamiento?

    Me gusta

  3. Hola, otra mamá. Me alegra mucho seguir leyéndote! Pues, desgraciadamente, es muy probable que así sea y que sigan en sus puestos. Es tremendamente difícil luchar contra un profesor que no ejerce su trabajo con profesionalidad. Y lo que en este caso me parece preocupante es que el destino del alumno ya no dependa de que dé con un docente con buen o mal criterio, sino que el mal criterio sea el oficial de una institución que está por encima de los profesores; es decir, que la repetición de curso para niños con una etiqueta se convierta en el estándar, contra el que sólo quepa luchar (y no poco).

    Ésta es la “letra pequeña” que no viene en ningún sitio en la autorización que piden firmar para poner una etiqueta a tu hijo y conseguir así recursos de atención temprana o individualizada, bajo el pretexto de que “es lo mejor para el niño”. Es necesario que los padres conozcan estas historias reales antes de firmar, pues en muchos casos se firma sin tener un verdadero convencimiento de que la etiqueta sea adecuada, sólo “por si acaso”, “porque la atención temprana no le vendrá mal” o pensando que “más vale pasarse que no llegar”.

    Saludos!

    Me gusta

      • Parece que el secretismo está instalado por toda España de forma generalizada. Mirad los comentarios en http://yonoqueriasertutor.blogspot.com.es/2009/10/adaptaciones-curriculares.html: “Soy padre de un niño al que se le está haciendo una adaptación. Son 75 folios, pretenden que la firme, luego primero me los tengo que leer, y se niegan tajantemente a darme copia.¿esto es normal?”, “soy madre y tengo un familiar muy cercano discapacitado, que ha tenido adaptaciones curriculares, y cuya copia no tuve oportunidad de tener”. “BUENAS TARDES, TENGO UN HIJO CON 10AÑOS CON UN CI
        DE 122, PERO SU UNICO PROBLEMAS ES QUE SE ABURRE EN CLASE, EL EQUIPO ORIENTADOR Y DOCENTE ME HAN
        DICHO QUE VAN A HACER UNA ADAPTACION CURRICULAR.
        YO NO HE FIRMADO NADA, SOLO HE VISTO SOBRE LA MESA FORMULARIOS QUE PONE JUNTA DE ANDALUCIA.” Esto es demencial.

        Me gusta

  4. Otro más de hacer un informe psicopedagógico sin informar a los padres (parece que para cubrirse las espaldas por su mala profesionalidad): http://www.enpozuelo.es/foros/mostrar_foro.asp?id=224&pg=8 : Colegio Alarcón Mi hijo ha estado en el Colegio Alarcón desde que tenía 3 años y estábamos muy contentos, sobre todo por la confianza al pensar que el Colegio Alarcón iba a cubrir no sólo las expectativas de una buena educación académica. Lo que no se plantea ningún padre cuando elige un colegio es que éste vulnere el derecho que tiene cualquier ser humano a ser tratado con respeto. Cuando hace dos años puse en conocimiento de la dirección del Colegio Alarcón, así como del departamento de orientación escolar del propio Colegio Alarcón, que a mi hijo, de entonces 5 años, le agreden de forma reiterada verbal y físicamente en el patio del Colegio Alarcón, todo son muy buenas palabras, pero no se hace nada para cortar esta situación. Durante dos años otros padres de alumnos del Colegio Alarcón nos comunican que sus hijos les cuentan que estos hechos se repiten en muchas ocasiones en el patio del Colegio Alarcón. En el momento en que tenemos conocimiento de una de estas agresiones físicas hacia nuestro hijo, que llega a casa con síntomas externos de haber sido golpeado por parte de alumnos del Colegio Alarcón, alguno de ellos mayor que él, lo ponemos en conocimiento del Colegio Alarcón, y exigimos al Colegio Alarcón que ante esta situación que se viene dando repetidamente en el Colegio Alarcón se abra el protocolo adecuado para acabar ella. No sé lo que debieron entender la tutora de mi hijo, que además es coordinadora del departamento de educación infantil y primaria, la orientadora escolar y el propio director del Colegio Alarcón, pero a partir de ese momento la situación se hace insostenible, sobre todo para el niño, que continuamente en un período de un mes comienza a ser aislado y humillado delante de sus compañeros. Ante lo que entendemos es una gestión inadecuada de estos hechos por parte del Colegio Alarcón decidimos cambiar al niño de centro escolar en período extraordinario, y solicitamos al Colegio Alarcón el informe de escolaridad del niño. En dicho informe, “facilitado” por el Colegio Alarcón tras varios requerimientos, anexan un “informe psicopedagógico” redactado en primera persona del plural en el que se hacen declaraciones falsas contra el niño, y no sólo falsas, también es inadecuado en cuanto a la forma en la que se habla de un niño, en opinión de todos los profesionales que han tenido acceso al mismo. Es curioso que vaya redactado en primera persona del plural al estar firmado con el nº de colegiado como psicóloga de la orientadora del Colegio Alarcón, aunque claramente autorizado tanto por la tutora del niño como por el propio director del Colegio Alarcón. El mismo día que damos a conocer el anterior “informe psicopedagógico” a la Consejería de Educación del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, la inspección de educación autoriza el traslado de centro en período extraordinario. No voy a dar más detalles aquí de toda la serie de hechos puntuales y de la conducta de los que se hacen llamar “profesionales de la educación” en el Colegio Alarcón, porque me consta que no somos los únicos padres de alumnos del Colegio Alarcón que han pasado por una situación similar. Mi pregunta es: ¿Nunca nadie ha comunicado a la Inspección de Educación de la Comunidad de Madrid ninguna de estas situaciones?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s