Mis 12 mejores consejos sobre el diagnóstico psiquiátrico

Artículo original publicado en Huffington Post el 17 de agosto de 2013
por el Dr. Allen Frances, Catedrático Emérito de la
Universidad de Duke y miembro del consejo redactor de la 4ª edición del
Manual Diagnóstico y Estadísico de las Enfermedades Mentales (DSM-IV)

allen-francesYa nos encontrábamos frente a una crisis en el diagnóstico psiquiátrico antes de la redacción de la 5ª edición del Manual Diagnóstico y Estadísico de las Enfermedades Mentales (DSM-5). Un signo inequívoco de los excesos es que el 25% de nosotros cumplimos los requisitos de un trastorno mental y que el 20% toma medicación psiquiátrica. A menos que se revise, el DSM-5 abrirá las compuertas y convertirá la actual inflación diagnóstica en una futura hiperinflación.

A continuación enumero mis 12 mejores consejos para asegurarnos de obtener un diagnóstico exacto y seguro.

1. Cuanto menos grave sea la presentación, más difícil será diagnosticar. No hay líneas brillantes que señalen la altamente poblada frontera entre el trastorno mental y la normalidad. Los problemas más leves a menudo se resuelven espontáneamente con el tiempo y sin necesidad de un diagnóstico o tratamiento. Sigue leyendo

Anuncios

Por sus aficiones los etiquetarán: cuando a los «hobbies» de los niños se les llama obsesiones

039 aficionesMartes, 10 de la noche. Jorge no quiere que le cambien el pañal y patalea. María llama al padre de la criatura para ver si entre los dos pueden cambiarlo con seguridad. «¡No puedo, estoy pintando la máscara!», se oye desde la otra habitación. El sábado tiene una partida de rol muy importante. No es la única con esta queja en el grupo de madres. Ana se lamenta de que, los días que hay fútbol, sus hijos no tienen padre. El marido de Sandra trabaja en lo que le gusta, la electrónica, y está constantemente con las «maquinitas», incluso festivos, sin apenas reservar tiempo para la vida familiar. Otros se van de pesca, son apasionados de la política, se enganchan a la «play»… Muchos adultos, en su mayoría hombres (pero también mujeres), tienen aficiones absorbentes.

Estas aficiones son muchas veces la base de las relaciones sociales para los hombres. El psicólogo Enrico Gnaulati afirmaba que, para los chicos, «un amigo es Sigue leyendo

¿Superar el autismo? Una mirada más atenta a los niños que leen pronto o hablan tarde

Algunos de estos niños puede que, para empezar, nunca hayan tenido autismo, pese a que se les diagnóstique con él

Artículo original publicado por el psiquiatra Darold Treffert
el 9 de diciembre de 2015 en Scientific American

hiperlexiaLos titulares rezan “Nuevo estudio sugiere que se puede superar el autismo” (New study suggest autism can be outgrown), o “Superar el autismo: la sorpresa y asombro de un médico” (Outgrowing autism: a doctor’s surprise and wonder). Las historias se basan en estudios que concluyen que un 7-9% de los niños con un Trastorno del Espectro Autista (TEA) precoz documentado ya no tienen síntomas del trastorno cuando se les realiza un seguimiento en una etapa posterior de la infancia o en la adolescencia. Eso son buenas noticias. La pregunta es cuál es la causa.

¿Se puede simplemente “superar” el autismo? ¿Era incorrecto el diagnóstico inicial? ¿Funcionaron algunas de las intervenciones? ¿O podría haber otras explicaciones para estas bienvenidas noticias? Sigue leyendo

¿Todo vale para que los niños coman solos?

038 todo vale para que coman solos 1Admitámoslo. Los niños pequeños necesitan ayuda para comer. Al menos, en la sociedad en la que vivimos. Por más que nos empeñemos en que aprendan a comer solos pronto porque nos han dicho que serán «más independientes», o, en el otro extremo, porque nos han hecho creer que ayudarles a comer equivale a forzarlos y empacharlos; su capacidad para comer solos y el ritmo que marca la sociedad son incompatibles. Los niños pequeños se cansan pronto de realizar tareas de forma continuada, y más todavía si la tarea requiere cierto esfuerzo y concentración, como comer con cubiertos. Dependiendo de la edad que tengan, pinchar un macarrón o coger una cucharada de yogur pueden ser arduas tareas Sigue leyendo