Hace 4 años que te quisieron etiquetar con autismo…

dejemosles-crecerQuerido hijo:

Dentro de poco cumples 7 años. Cuando te veo esperar con ilusión tu fiesta de cumpleaños, planificar todos los detalles, hacer la lista de invitados, desear que vengan todos tus amigos, soy tremendamente feliz. También cuando te veo correr detrás de tus amigos al salir del cole, cuando me cuentas cosas que has hecho a lo largo del día, cuando charlas animadamente con compañeros, cuando veo lo bien que llevas los estudios, cuando me pides ir a casa de un amigo, cuando hablas de mundos fantásticos, cuando pasas largos ratos inventando historias con tu hermano… Te preguntarás por qué me alegra tanto ver que haces cosas totalmente normales para un niño de tu edad. Sencillamente porque, en algún momento, me hicieron creer que esto nunca ocurriría.

Por difícil de creer que te parezca ahora mismo, hace unos años, un puñado de personas que habían estudiado cómo deben ser los niños pensaban que tú nunca podrías ser como eres hoy por ti mismo, que nunca podrías hacer lo mismo que otros sin ayuda, que cada día estarías «más lejos». Muchas de estas personas intentaron convencerme de que tenías un trastorno, e hicieron grandes esfuerzos para que estampara en un papel la firma que te separaba de un diagnóstico de autismo. Cada día estoy más contenta de no haberlo hecho.

Pero empecemos desde el principio. Fuiste un niño muy buscado y deseado. Ya en la ecografía de los 3 meses no había lugar a dudas de que serías un chico. A los 4 meses de embarazo, una enfermera que debía de haber visto muchísimas ecografías se asombraba de lo nítidamente que se distinguían tus genitales. En aquellos momentos, yo ni me imaginaba que aquello era un signo de alta testosterona prenatal y que iba a marcar tu vida y tu desarrollo de una forma tan intensa.

Naciste, y mi mundo se iluminó. Poco me importaban a mí las tablas de los hitos del desarrollo. La verdad es que llegabas tarde a todo, pero dentro del rango de normalidad. Tardaste en levantar la cabeza, en sentarte… Te soltaste a andar pasados los 15 meses. Más adelante, también llegarías tarde a hablar y a controlar esfínteres. «Lento, pero seguro», solía decir yo.

A medida que ibas creciendo, me iba dando cuenta de que no eras un niño precisamente sociable. Con un año, no te llamaban la atención en absoluto los otros niños. Incluso te daban bastante igual los que venían a buscarte a ti. Preferías explorar y manipular objetos. Por no hablar de buscar y rebuscar en los cajones, eras de los que no paraba hasta ver lo que había en el fondo. En todo esto eras idéntico a tu padre, y también a uno de tus primos. Recuerdo que, cuando le contaba alguna de tus «hazañas» a tu abuela paterna, ella siempre me contaba de vuelta una historia de tu padre haciendo prácticamente lo mismo. Lo consideré como un rasgo familiar, no como un signo de preocupación.

En tu primera infancia, tampoco eras especialmente expresivo. Llamaba la atención tu cara seria mientras hacías cosas con las que te divertías, como subirte a las atracciones de la feria o tirarte por un tobogán. No señalabas ni solías compartir tus sentimientos. Tampoco lo pasabas mal en las separaciones; pese a mis miedos cuando fui a tener a tu hermano o en tu primer día de cole, llevaste ambos acontecimientos bastante bien. Yo solía definirte como emocionalmente independiente.

Desde muy pequeño sentiste una gran fascinación por las letras y los números. Cuando cumpliste los dos años, cayó en tus manos un panel de goma eva con los números. No tardaste en hacértelo completo y en saberte todos sus nombres. Algunas mañanas te despertabas hablando de ellos aún en tu cama. En vista del éxito, pronto llegó otro panel con las letras. Igualmente, no tardaste mucho en distinguirlas. Ambos fueron tus juguetes favoritos durante mucho tiempo. ¿Quién se iba a imaginar que algunos podrían considerar eso como algo malo?

En definitiva, así eras tú. Así era tu forma de ser. En casa lo veíamos así y nunca consideramos que hubiera ningún problema en ello. Tampoco los abuelos ni la familia extendida. Todos éramos felices, hasta que terceras personas irrumpieron en nuestra vida.

En septiembre de 2012 empezaste el cole. Ni siquiera habías cumplido 3 años, eras de los más pequeños de la clase, aún no controlabas esfínteres, hacía poco que habías tenido un hermanito pequeño y, aprovechando que yo lo estaba cuidando en casa, también me quedé cuidando de ti y no te había llevado a la guardería. Tú ibas encantado al cole, tanto que no llegaste a llorar nunca por ir; al contrario, el primer día festivo que hubo en ese curso, lloraste por no ir. Sin embargo, en el cole no estaban tan contentos. A primeros de octubre (cuando todavía seguías sin haber cumplido los 3 años), tu tutora quiso hablar conmigo y me llamó la atención sobre ciertos comportamientos tuyos. Me dijo que te costaba adquirir las rutinas, que molestabas a los compañeros, que no le respondías cuando se dirigía a ti, que a veces parecía que no escuchabas, que preferías jugar solo… Otras de sus quejas me llenaron de asombro: estaba preocupada porque algún día, a la hora de salir al patio, le pediste que te llevara de la mano; y porque, el primer día que te castigó, pensaste que era un juego y tardaste un rato en comprender que era algo malo. Normal, por otra parte, cuando nunca antes te han castigado.

Sin embargo, por entonces yo no tenía las cosas tan claras como hoy. De hecho, no tenía claro nada en absoluto, todo era nuevo para mí. Aquel día, aquella profesora tuya me inyectó el veneno de la preocupación. Y, en ese momento, empecé a cambiar mis expectativas respecto a ti. Y empecé a buscar en Internet, donde comenzaban a asomar las palabras Trastorno del Espectro Autista. Con todo, lo peor estaba por llegar.

Un buen día, la tutora me dijo que la orientadora del colegio quería hablar conmigo. Me dijo que quería darme «unas pautas» y mencionó el control de esfínteres, nuestro principal caballo de batalla por esas fechas. Yo pensaba que sería una visita de mero trámite y cosa de no más de diez minutos. Tanto es así que incluso acudí con tu hermanito de 6 meses a cuestas en la mochila. Craso error. Era una encerrona.

Como si lo hubiera escrito el guionista de un telefilm de serie B, la cita con la orientadora fue el día de tu cumpleaños. Y, ese mismo día en que cumplías 3 años, y cogiéndome totalmente desprevenida y desarmada, la orientadora empezó a disparar «síntomas» como si de una ametralladora se tratara: «tu hijo no mantiene el contacto visual, no responde cuando lo llamas, no tiene una interacción normal con los compañeros, no hace juego simbólico [y un montón de cosas amontonadas una detrás de otra, de las que ahora no me acuerdo]… Y todo eso son síntomas de Trastorno del Espectro Autista».

Yo no pude articular palabra. Me abracé a tu hermanito bebé y rompí a llorar. No podía parar. «Llora si lo necesitas, porque es muy duro», me decía ella mientras tanto.

«¿No había nada que te hiciera sospechar? ¿Por qué pensabas que no te responde cuando le hablas?», me preguntó en algún momento. «Porque tenía cosas más interesantes en las que pensar», le dije, entre lágrimas. Y era cierto, yo nunca había sospechado que pasara nada extraño. Nunca te había comparado a nadie ni mirado tablas. Eras así porque así eras tú.

En ese momento, sacó la autorización que teníamos que firmar para someterte a una evaluación psicopedagógica que determinara qué trastorno tenías en concreto. Y añadió que, como es un proceso que tarda mucho, también podíamos ir firmando la solicitud de refuerzos de Pedagogía Terapéutica (PT) y Audición y Lenguaje (AL). La evaluación aún ni había empezado, pero ella ya tenía claro que los ibas a necesitar: ya te había sentenciado.

documento-editado001documento-editado002Volví a casa en mitad de la confusión y de un mar de lágrimas. Mientras yo ya empezaba a sugestionarme con las palabras de la orientadora, tu papá fue en este caso el que mantuvo la cabeza fría y, sin un atisbo de duda, dijo que todavía eras muy pequeño y que había que darte tiempo, ya que se veía reflejado en ti. Y es que tu papá, de pequeño, también se tomó su tiempo en madurar, ¿sabes? ¿A que no te lo habrías imaginado? Sin embargo, para cuando él empezó a ir al cole, a los 5 años y medio, ya no se notaba nada, nada.

Ese día, mientras tú salías del cole radiante de felicidad, con tu corona de cumpleaños, tu profesora me recomendaba que aceptara lo que la orientadora me había propuesto y que tomara la decisión pensando en «lo mejor para el niño».

A la mañana siguiente, cuando te despertaste, me metí en tu cama contigo como todos los días. Mientras interactuábamos, me mirabas fijamente a los ojos. En ese preciso momento, tu mirada me hizo ver la luz: Tú no eras esa persona que la orientadora me había descrito. Tú sí mirabas a los ojos; al menos, a mí. Hacías juego simbólico cuando imitabas a tu papá haciendo el bizcocho de tu cumple. Atendías a lo que se te decía cuando te interesaba. Quizá había que observarte mucho para descubrir que esas cosas estaban ahí, pero estaban presentes, y cada vez más; aunque pasaran inadvertidas en las breves visitas de la orientadora a clase o cuando la tutora te miraba junto a 24 niños más (casi todos mayores que tú, algunos casi un año).

Nos negamos a la evaluación. La decisión no gustó en el colegio. La orientadora incluso me llamó por teléfono para convencerme y empezó a «regatear», diciendo que a lo mejor salía que no tenías nada, o que seguramente serías de alto funcionamiento y podrías hacer vida normal. Finalmente, me hicieron firmar por escrito que rechazaba la evaluación bajo mi responsabilidad. Al poco tiempo, mantuve una reunión con la directora del colegio por cuestiones de tu control de esfínteres, y en ella me llegó a decir que el hecho de que todavía no fueras capaz de ir al baño todas las veces una vez cumplidos los 3 años era síntoma de que existía un trastorno neurológico. Al mismo tiempo, me dijo que, si firmábamos esa autorización que habíamos rechazado, se te permitiría acudir al colegio con pañal y, además, se garantizaría que habría una persona para cambiártelo. Resulta muy indignante que algo que debería estar normalizado en el primer año de colegio para todos los alumnos (en especial, los más pequeños) quede condicionado a un diagnóstico psiquiátrico. Por fortuna, este mecanismo de presión fue inútil: aunque aún no lo sabía, tú ya controlabas esfínteres. Como si tuvieras un sexto sentido, nunca más volviste a hacerte nada encima después de mi reunión con la directora. Aún recuerdo su cara de estupefacción cuando le pregunté si tenía algo de malo que prefirieras jugar solo, intentando explicarle que algunas cosas de las que se quejaban quizá eran parte de tu forma de ser.

Para cuando acabó el curso, habías avanzado un montón, y es que 9 meses dan para mucho. Sin embargo, tu maestra prefirió decirnos que no habías avanzado «nada» y que reconsideráramos la propuesta que nos habían hecho a principios de curso. Si hubiera sido correcta, habría dicho que todavía ibas muy por detrás de los compañeros, la mayoría de los cuales, por cierto, eran bastante más mayores que tú. Es cierto que acabaste el curso sin escribir tu nombre, como se esperaba, y que detestabas las fichas de colorear. Pero tu avances eran innegables. Y eso yo, que te observaba de forma exhaustiva y aislada, lo veía muy claramente.

Al acabar ese curso de Infantil 3 años surgió la oportunidad de cambiarte de colegio. En vista de la hostilidad encontrada, especialmente por parte de la directora, no nos lo pensamos. Tendrías un nuevo comienzo en un nuevo colegio. Nuevo tortazo que nos pegamos: la profesora que te tocó este año era mucho más estricta y expeditiva que la del anterior.

Tu nueva maestra era una apasionada del conductismo y tenía unas expectativas muy altas respecto a vuestro comportamiento: quería que todos os comportárais en todo momento de acuerdo con las normas y convenciones establecidas por los adultos, y además por iniciativa propia. Tenía fe en conseguirlo simplemente con sistemas de recompensas (pegatinas). Por supuesto, esperar eso en una clase de Infantil 4 años es poco realista, y las consecuencias no tardaron en hacerse evidentes: además de que ella misma se sentía desbordada, muchos niños empezaron a tener problemas, incluso los que nunca habían resultado conflictivos. Ella os atribuía a vosotros la responsabilidad, y a nosotros nos solía decir en las reuniones de padres que érais «la peor clase» de todo el ciclo de Infantil.

Ni que decir tiene que un niño como tú rompía todos sus esquemas. En una reunión inicial que mantuvimos ya me preguntaba si tenías problemas de audición, porque muchas veces no le hacías caso. Pasaron los días, en los que te ganabas pocas pegatinas (cosa que no parecía importarte demasiado) y en los que yo recibía quejas constantes sobre tu comportamiento a la salida de clase, hasta que en noviembre tu tutora nos convocó a una reunión a tu papá y a mí, y nos puso delante (de nuevo) la consabida hojita de autorización para hacerte una evaluación psicopedagógica, que por supuesto rechazamos firmar. Esta vez no se habló de TEA, pero sí de unas presuntas necesidades que requerían de atención, y, otra vez, de que tomáramos la decisión pensando en «lo mejor para el niño». De poco sirvió que le habláramos de tu inmadurez, de que estabas haciendo progresos, de que tu «oído selectivo» era algo voluntario y no debido a una incapacidad, de que habías nacido a final de año… Ella ya tenía la decisión tomada, y lo que no sabíamos en ese momento es que iba a hacer todo lo posible para conseguir su propósito.

A partir de ahí empezaron las presiones. La tutora inició una estrategia de acoso y derribo para que firmáramos la autorización. Primero sometió tu conducta a un seguimiento exhaustivo diario, desglosado en 6 ítems, y para lograr la pegatina del día debías conseguir al menos 4. Este sistema no era más que una forma de poner bajo la lupa a niños inmaduros, con problemas familiares…, y sólo servía para amplificar los problemas (y, de paso, para ejercer presión sobre los padres):

Seguimiento exhaustivo diario de las conductas en preescolar

Seguimiento exhaustivo diario de las conductas en preescolar

Lo siguiente fue utilizar el boletín de final de trimestre como instrumento coercitivo. En él, me entregó una evaluación que se correspondía más con tu hermano de 18 meses que contigo. De los 28 ítems, presuntamente sólo habías conseguido 2. Conocimientos que tú tenías (algunos de ellos, de conceptos tan básicos como formas y colores), y que incluso la tutora del año anterior te dio como adquiridos, para ella no estaban presentes. Cerraba el boletín una nota suya en la que recomendaba encarecidamente una evaluación psicopedagógica. Tus trabajos venían llenos de notitas: «Hoy no ha querido trabajar», «Ha estado 20 minutos sin hacer nada y no ha comenzado la ficha hasta que no le he dicho que trabaje»… Más tarde, averigüé en foros de maestros que estas notas son otro instrumento para presionar a familias que muestran resistencia.

Pedí una reunión para reclamar explicaciones. La tutora acudió con otro de tus profes para intentar convencerme de que era necesaria la evaluación. Aquel día tuve que escuchar bastantes «perlas», como que, si un día identificabas un color pero al día siguiente no contestabas a la pregunta, es posible que se te hubiera olvidado; que si yo no tenía una carrera relacionada con la educación ni con la sanidad, no podía saber lo que te pasaba en realidad; que si me creía que sabía más que las personas que habían estudiado; que si no te sometíamos a intervención, cada vez estarías más lejos, hasta llegar a repetir curso cuando pasaras a Primaria… Lo único positivo que me llevé de aquella reunión fue que, esta vez, los dos descartaron que fueras un niño de «dictamen»; es decir, que tuvieras TEA u otro trastorno grave. El año anterior, sí te habían considerado como tal. Con lo cual, aplicando una visión global, se podía considerar que estabas madurando, que avanzabas en la dirección correcta. «El año que viene ya no tendrá nada», bromeaba tu padre.

A petición de tu tutora y del profesor de apoyo, fui a ver a la orientadora (con cierto miedo, para qué negarlo). Sin embargo, a partir de ahí, nuestra suerte empezó a cambiar. Lo que me encontré fue totalmente distinto a lo que había visto hasta el momento. Fue un rayo de esperanza en medio de toda la negatividad. Tras quedarse atónita con todo lo que me habían dicho, ella misma descartó la necesidad de hacer una evaluación psicopedagógica, ya que, a la vista de lo que tanto la tutora como yo le habíamos contado, se te podía considerar un niño con una «actitud cómoda», pero poco más. En vista de su predisposición, me atreví a sincerarme y le conté toda nuestra historia, y ella me respondió con unas palabras que se quedaron grabadas en mi mente para siempre:

«Muchas veces, los rasgos de inmadurez se confunden con síntomas de autismo».

Entretanto, la tutora recrudeció su actitud. Tú ibas madurando, eras completamente verbal (de hecho, me ibas contando conflictos que tenías en clase con la tutora y decías claramente «no me gusta trabajar») y habías hecho algunas amistades, incluso hasta alguna «novia». Pese a todo esto, ella había adquirido «visión túnel» y se obstinaba en su valoración inicial. Llegó a prohibirme que le hablara, a menos que fuera en tutoría y con testigos, y por lo que luego supe, hasta a presionar a la orientadora contándole mentiras graves sobre ti. Algunos compañeros de clase, quizá haciéndose eco de lo que escuchaban, hablaban de ti por la calle como un niño «que no hacía caso en clase» o «que no se enteraba de nada». Ante este panorama, me decidí, no sin miedo, a ir a hablar con la directora.

Lejos de lo que esperaba, y del corporativismo que otros padres temerosos me dijeron que me podría encontrar, hallé a una mujer dialogante, conocedora de la infancia y cargada de sentido común. Se implicó fuertemente en nuestro caso e incluso fue a observarte en clase. Te caló inmediatamente. Un día, en un momento dado de nuestras conversaciones, cerró la puerta de su despacho y me dijo con rotundidad:

«Convéncete de que a tu hijo no le pasa nada».

Me quedé asombrada. Pareció por un momento que había regresado la cordura al mundo. Por fin había personas que confiaban en ti, que te comprendían, que te miraban sin intentar poner etiquetas. Esa confianza fue la clave para que pudieras librarte de tener tu vida condicionada a un diagnóstico dudoso. Ésa que nos hizo no firmar la autorización, ésa que no vimos en tu primer colegio, ésa que sí encontrábamos ahora. Confiaríamos en ti y te dejaríamos crecer. Todos.

Aguantamos lo que quedaba de año lo mejor que pudimos. Por suerte, tu tutora no siguió, aunque se despidió diciéndonos que no habías alcanzado el nivel de 4 años (es decir, si por ella fuera, habrías repetido curso) y dejando por escrito en tu boletín que seguía recomendando una evaluación psicopedagógica. Pero se fue, y, con ella, la desconfianza. Y todo cambió.

En Infantil 5 años tuviste una maestra maravillosa. Una maestra partidaria de dar apoyo a quien lo necesite, pero contraria a tener que poner etiquetas para ello. Conectó contigo enseguida y fuiste uno más dentro del grupo. Seguiste avanzando y madurando, en un entorno que te respetaba. El profesor de apoyo, que estuvo contigo en los dos cursos, me comentó sorprendido lo mucho que habías cambiado en tan poco tiempo, admitiendo, también, la diferencia en el trato que estabas recibiendo.

Y la confianza da sus frutos. Pese a que muchas veces parecías estar en babia, casi siempre te estabas enterando de todo. No tenías problemas en relacionarte con nadie, e incluso «integrabas» a niños nuevos o problemáticos por tu inocencia y tu falta de prejuicios. Y llegaste al nivel de 5 años. Así nos lo confirmó tu maestra poco antes de acabar el curso, dejando atrás una etapa de Educación Infantil que acabaste muy, pero que muy distinto a cuando empezaste.

Así las cosas, comenzó Primaria, sin más miedos que los propios de este cambio de etapa. Pero todavía nos esperaba una sorpresa. Al acabar la primera reunión del curso, y como habías tenido un par de episodios «rebeldes» los primeros días de colegio, me acerqué a tu nueva maestra de Primaria para preguntar cómo seguías. Tras un par de pinceladas sobre tu situación en clase, me comentó que ya había visto que se te estaba haciendo una evaluación, y que si finalmente te encontraban TDAH u otra cosa, que no me preocupara porque iban a seguir una dinámica integradora.

Me quedé sin palabras. ¿Evaluación en curso? ¿TDAH? Ahora que parecía que todo iba bien, ¿qué estaba pasando? En ese momento, entraste por la puerta con tu padre y tu hermano, así que pedí una tutoría para hablar del asunto. Por suerte, todo se trataba de una confusión. Tu nueva maestra había estado leyendo los expedientes de la clase, y encontró las anotaciones que había dejado en tu boletín tu maestra de 4 años, así que dedujo todo lo demás (incluido lo del TDAH, ya que, en este punto de tu vida, nadie se imaginaba que pudieran haber pensado alguna vez en el autismo).

Todavía dos años después, la sombra de aquella pesadilla volvía a planear sobre nosotros. Y eso que ni tan siquiera habíamos autorizado una evaluación. ¿Qué habría pasado si se te hubiera evaluado, si constara en tu historial que habías recibido recursos de apoyo, si hubiera habido un diagnóstico que finalmente hubiera resultado ser erróneo? ¿Habrías podido librarte de él?

Con todo, tu nueva maestra era una gran profesional, y un pedazo de pan. Me pidió disculpas y me dijo que, una vez que ya te había conocido, había descartado todo aquello. De hecho, ella misma me instó nuevamente a darte tiempo y a confiar en ti. Y a respetar tu forma de ser. Que quizá no eras el «alma de la fiesta», pero que eras feliz así. Que te despistabas con facilidad, pero no más que muchos otros de la clase. E incluso durante nuestra conversación me dijo que estabas entre la mitad de la clase que llevaba bien la lectura (creí estar soñando… ¡Por primera vez me decían en el cole que ibas avanzado en algo!).

Acabaste 1º con no más problemas que algunos días de mal comportamiento y una caligrafía bastante mejorable. Nada fuera de lo normal, en cualquier caso. Tres niños de tu clase iban a repetir curso; tú, en cambio, académicamente estabas yendo bien. El último día, cuando traías las notas finales, tu maestra me hizo abrirlas allí mismo para que viera lo bien que habías acabado (una vez más, animándome a confiar en ti). No pude evitar emocionarme, después de que me hubieran dicho que necesitarías ayuda al llegar a primaria, que seguramente acabarías repitiendo curso, que no podrías conseguirlo solo.

calificacionesAhora que vas a cumplir 7 años y acabas de empezar 2º, todo va como la seda. Eres un niño encantador, colaborador, tranquilo, dispuesto a ayudar y con un corazón enorme. No eres perfecto, ni mucho menos (¡nadie lo somos!), aún tienes brotes de mal humor, muchas veces estás en la luna, tienes reminiscencias de tu «actitud cómoda», muchas veces pecas de ingenuo y te encanta sacar de sus casillas a tu hermano. Y, por supuesto, sigues sin ser de grandes grupos de amistades, sigue sin gustarte jugar al fútbol o bailar, siguen fascinándote las tecnologías… ¿y por qué no? ¿Es que tenemos que ser todos iguales? Así eres tú. Y que nadie te intente convertir en lo contrario.

Y ahora no puedo evitar pensar en la cantidad de niños que estarán pasando por lo mismo que pasaste tú, y de familias que estarán pasando por lo que nosotros pasamos. La jefa de estudios de tu cole me dijo que éramos la primera familia que había rechazado una evaluación psicopedagógica propuesta por una tutora en toda la historia del colegio. Por una parte, me sentí halagada, pero por otra me eché a temblar, pensando en la confianza ciega que casi siempre depositamos las familias en docentes y orientadores, y en cómo damos por buenas sus afirmaciones, aunque vayan en contra de lo que percibimos día a día en nuestra convivencia con nuestros hijos.

A todas las familias que estén pasando por algo similar, les recomendaría dos palabras clave: confianza e información. Confianza en sus hijos, en los avances que ven, y en que todo aquello que aún no hacen, serán capaces de hacerlo solos; aunque no sean perfectos, aunque lleven una velocidad «por debajo de la media» (inevitablemente, para que exista una media, tiene que haber niños por encima y niños por debajo). E información fidedigna, basada en estudios científicos, en casos reales, en el conocimiento de niños que verdaderamente tienen un trastorno, en profesionales experimentados. Y, por supuesto, ser siempre los abogados defensores de nuestros hijos, porque ellos no pueden defenderse solos.

Cada día tengo más claro que, de haber hecho caso a lo que nos decían sobre ti, habríamos cometido un gravísimo error, y una injusticia enorme contigo. Te habríamos sentenciado a vivir una vida bajo una etiqueta, a que nadie mirara a la persona que eres, sólo al diagnóstico que se te impuso. Te verías abocado a sufrir consecuencias en forma de limitaciones académicas, laborales, sociales…, sin tener necesidad de ello. Y quizá eso hubiera acabado destruyéndote por dentro, como a tantos otros. Por eso, cada nuevo día que amanece contigo me siento inmensamente feliz y agradecida por haberte dado la oportunidad de ser tú; en definitiva, de haberte dejado crecer.

Anuncios

122 pensamientos en “Hace 4 años que te quisieron etiquetar con autismo…

  1. Muchas gracias por compartir vuestras experiencias y por tu labor tan altruista!!! Tus hijos estarán muy orgullosos de ti por ayudar a otras personas en el presente y en el futuro. Seguro que tu hijo te agradecerá lo que habéis luchado por él. Un abrazo fuerte.

    Me gusta

    • Gracias a ti por tu apoyo incondicional. Tú que también has pasado por esto sabes lo mal que se pasa y lo díficiles que te ponen las cosas, pero también supiste llegar a los recursos y la información necesaria para apoyarte en la lucha. Gracias por descubrirme textos de autores como Camarata o Sowell, por explicarme aspectos legales que desconocía, por dejar plasmados tus análisis, que siempre resultan muy valiosos. Ya sabes que hay mucho de ti en este blog. Un abrazo grande!

      Me gusta

    • Muchisimas gracias por tu contestación!! Me ha servido de gran ayuda. Como tu dices estamos ante un caso de indefensión total.. Un profesor hoy en dia puede quitarse de enmedio a cualquier niño q le moleste, siempre y cuando el niño tenga un retraso en el lenguaje o cualquier síntoma de inmadurez… De hecho viendo como se agobia el profesor de mi hijo con los niños, estoy seguro que le gustaría hacer eso con mas de uno. El problema es que esos “niños” no son susceptibles de diagnosticar (hablan bien, simplemente son bichos)…
      Una de las últimas lindezas que nos soltó el profesor en la reunión es que el niño no entraba solo a clase que había q llevarlo de la mano. Y a mi m dio la risa y le dije si si pero el columpio si sabe donde está , cuando bajamos al parque el sabe que va “Al Pepe” como el dice , que es donde compramos chuches, entra a comprar chocolate a la confitería debajo de casa…vamos que no esta perdido como tu dices!!!

      Cada vez que le comento todas estas cosas a la psicóloga no solo flipa con la poca vergüenza que tienen en el colegio sino que además le da mucha pena que jueguen asi con los niños pequeños y con los padres.

      En otra reunión nos dijo que en 25 años no había visto un niño igual que habrá otros niños con retraso en el lenguaje pero que el mio no tenia eso, tendría otro trastorno…..(ya me imagino cual le conviene que tenga).

      Un maestro que no es de infantil, que además es de educación física sabe mas que una psicóloga clínica!!! Dios mio!!!

      Ayer le contesté al director que tenemos plaza en otro colegio donde se van a reunir con el personal externo que lo lleva (logopeda y psicologa), que no dudamos ni un segundo de lo que nos dice la psicóloga que ve a nuestro hijo y que si esto sigue así que nos lo diga ya para cambiar al niño de colegio y que por supuesto no autorizábamos ninguna valoración externa. Nos contestó muy escuetamente y nos dijo que m diría los pasos que va a dar el colegio. Muchas veces mi madre me dice.. Si no quieren al niño allí que lo digan y ya está. Pero claro eso no pueden decirlo…..

      Me encantaría mover esto como fuera y que saliera a la luz. ¿Cuántos padres habrán sido victimas de esta burocracia?.

      La orientadora del cole tiene una cruzada contra nosotros pq como las cosas van tan lentas, ella pensaba que a mi hijo lo iban a poner como posible caso de tea y hasta los 6 o 7 años tenían las ayudas aseguradas. Todo cambió cuando al profesor le dije que mi hijo solo tenia un retraso en el lenguaje..Ahi cada dia se inventaba una cosa nueva:
      – tu hijo no tiene miedo al peligro es un insensato (no lo ha visto saltar del tobogán de los hinchables que es un cagaico el pobre).
      – en el parte de clase ponía: “agrede a la seño de apoyo”. Esto ultimo si que es de traca. Mi hijo no pega, he visto a niños de su clase pegar a otros y hacerles sangre. Yo les pregunto a las madres… Oye a ti el profesor pone en el parte que tu hijo “Agrede” a otro. Y me contestan que va si a veces me entero que mi hijo pega por otras madres…

      Consiguieron que el año pasado no solo no disfrutara de mi hijo sino que a veces perdiera los nervios con el y mi hijo acabara llorando. Todos los movimientos que hacía mi hijo los miraba con lupa, de hecho este verano la semana q nos fuimos de viaje me entraron 1000 paranoias sobre el crio.
      Cuando volvi de vacaciones la psicóloga me dijo “TU HIJO ES UN NIÑO NORMAL”, no mires donde no hay. Muchas veces me he planteado llevarlo a una escuela libre y que crezca a su ritmo, lo que nos puede es el miedo de… y en primaria que?? Lo mismo se queda descolgado…

      Los fines de semana son otro mundo, el niño disfruta con todo. Juega y es feliz y por supuesto sus padres también.

      En la clínica donde lo ven están encantados con el. Avanza un montón y esta super tranquilo recibiendo sus clases. La psicóloga siempre nos recuerda anda que no ha mejorado el crio en el ultimo año, una barbaridad!!!

      Perdon por el rollo pero de verdad me gustaría que se hiciera justicia y mover cielo y tierra para que esto no volviera a suceder.

      Saludos

      Me gusta

      • Hola!
        Supongo q habrás leído mi comentario, es el último. Pues sí, menuda mala suerte el encontrarnos con gente así. Mi lucha con la profe ha cambiado porque ya, después d todo tipo d evaluación, ya no puede discutir el diagnóstico. Q trabaje ahora cómo debe con mi hijo ya no lo tenemos tan claro.
        Ánimo porque sé lo q es y no se lo deseo a nadie. Lo peor es cuando, al discutirles algo q sabes q no es verdad, te insinúan q es q no queremos reconocer y q negamos la realidad. Después quieren reconocimiento d autoridad… ni d coña.

        Me gusta

      • Hola Rafael,
        es una pena que haya este tipo de personas precisamente en la educación, y en la educación de niños. Gracias por el enlace (es muy completo)! (Va en la línea del que envié y amablemente puso nuestra “Guía espiritual” en Recursos para padres).
        El año próximo nuestro hijo estará en un colegio de educación alternativa homologado, que parecen encantados de que él acuda (no todos son así de acogedores), en un colegio “ordinario” sería horrible para el niño. Lee bien (entendiendo) con 5 años, en clase ordinaria se moriría del aburrimiento. Veo lo que están haciendo en un colegio público por un familiar de la misma edad, y mi hijo sería muy infeliz, cuestión aparte de las secuelas por el maltrato recibido con 3 años por parte del colegio.
        Los late-talker suelen ser también asincrónicos, pueden ir avanzados en unas cosas y retrasados en otras, lo comenta Camarata en su libro, con lo cual puede no ir ‘ajustado’ a ningún curso. Depende de lo flexible que quiera ser el profesorado.
        Además pienso que la formación memorística que se está dando actualmente en muchos colegios no es lo apropiado. Si los niños no están felices y disfrutan aprendiendo, no van a aprender (pueden recitar, pero no aprender).
        Por mi profesión tengo contacto con muchos jóvenes, y no veo que estén mejor preparados los de un colegio concertado religioso que los de uno público, más bien algunos no tienen ningún remordimiento en comportamientos nada éticos como plagiar. Y en muchos de ellos veo que no tienen “frescura” de ideas, solo quieren repetir, imitar, no razonar.
        En mi caso si nos dijeron bastante “abiertamente” que no lo querían en el colgio público, solo que podían haberlo dicho antes de maltratarlo. Es el handicap, que no podía contar lo que sucedía.
        Supongo que depende de cada niño el tipo de educación (pedagogía) que le puede resultar mejor. (Sowell no consideró como primer opción un colegio alternativo, pero vio que era lo mejor para su hijo y lo cambió).
        Un abrazo

        Me gusta

      • Mejor no se podria contar! Yo estoy ahora mismo en ese mismo rollo..y ante toda una batalla de llevalo aqui, tu niño tiene esto, tu niño es que no juega con los niños, tu niño no hace mucho caso, tu niño camina de puntilla…..pues me resisto a creer que tiene tea de grado 2! Pues si esta avanzando muchsisismo, vamos incluso tengo la esperanza de que le quiten la etiqueta de tea y me imagino como a la mami que ha escrito esto…..luego diran que no, que es tda…en fin, cada vez tengo mas claro que las abueLas tiene razon, yo al niño lo veo normal! Es que ahora quieren que los niños hagan de todo con 3 años?
        Me alegro de encontrar relatos parecidos por no decir iguales

        Animo a todos! Una mami que le acaban de diagnosticar a su hijo tea grado 2 aun si firmar la conformidad y diagnostico hecho por dos orientadoras, que por cierto recien acaba de cumplir los 3 años y es chico

        Me gusta

    • Buenos días.
      Me gustaría contactar con la persona que ha escrito “Hace cuatro años que te quisieron etiquetar con autismo”.
      ¿Algunos de vosotros puede decirme cómo hacerlo?

      Me gusta

  2. Hacía tiempo que no escribía, y creo que ésta es una ocasión perfecta; como sabes, mi hijo tiene muchas similitudes con el tuyo; dentro de 10 días exactamente, hará un año que nos hicieron a nosotros la encerrona; y aunque no hemos seguido caminos exactamente iguales, lo cierto es que tenemos muchísimo más claro que entonces (el veneno nunca se elimina del todo hasta que pasan unos años), de que mi hijo no tiene ningún trastorno; en nuestro caso, la gran seguridad de una excelente psicóloga a la que acudimos con nuestro hijo, es la que nos mantiene animados, y fuertes ante algunos ataques que aún sufrimos del cole; también tengo que decir que en el colegio no nos han presionado tantísimo como a vosotros, pero siguen creyendo que nuestro hijo necesita apoyo especial… y eso a veces nos perturba;

    Pero sigue mejorando.. a su ritmo

    Se me han saltado las lágrimas leyendo esta carta a tu hijo… el amor que debes transmitirle debe ser cegador… es muy afortunado de tenerte.

    Te mereces tanto disfrutar de ver a tu hijo feliz…

    Un abrazo y gracias por regalarnos esta entrada

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias a ti, Rafael. Me alegra volver a saber de ti un año después, y leer que tu hijo va madurando y se va alejando de aquello que os dijeron. Como ya habrás leído, cuando mi hijo tenía la edad del tuyo, todavía había quien pensaba que era un niño que necesitaba apoyos, pero en menor grado que el año anterior. Si siguen los paralelismos entre vuestra historia y la nuestra, a lo largo de este curso verás avances espectaculares en tu hijo. Nosotros notamos durante ese año muchos “saltos” madurativos, avances que se veían de repente, casi de una semana para otra, como si quisiera madurar de golpe lo que llevaba “atrasado”. Todavía estáis en mitad del camino, seguid confiando en él y un día el veneno se irá, podréis volver a mirar a vuestro hijo sin escudriñar sus comportamientos o examinar las cosas que hace y que no hace. Y te lo digo por experiencia. Lo más importante es que cuenta con unos padres que confían en él y el respaldo de una excelente profesional. Lo demás ya vendrá solo.

      Como ya te dije en su día, espero que pronto todo acabe y nos puedas contar vuestra historia con final feliz. Tu experiencia y tus testimonios ya son de gran ayuda para muchas familias. Gracias por aportar tanto a tanta gente. Un abrazo y mucho ánimo en el camino.

      Me gusta

      • Yo estoy en la misma situnción que tu….es desesperante que la pediatra y hasta neuropediatra te digan que tu hijo es normal que lo único que le pasa que es un niño de diciembre es de los pequeños y cole te digan que tiene retraso madurativo y no se que hacer…..

        Me gusta

  3. Tu relato me ha emocionado. Se me han saltado las lágrimas en varias ocasiones porque me veo muy reflejada en ti. Aunque te conocí tarde, y había decisiones que ya había tomado que no podía deshacer y que aún a fecha de hoy nos siguen pesando.
    Haces una gran labor, no te puedes ni imaginar lo que ayudas con este blog, en un mundo como éste en el que en el momento en que te sales un poquito de la media ya tienes un trastorno sin que nadie se pare a pensar en ningún momento las repercusiones de esa etiqueta, tirando siempre de que lo hacen “para ayudar a tu hijo”.
    Mi hijo tiene ya 4 años y medio. El año pasado en P3 fue el peor año de nuestra vida gracias a una tutora incompetente, sustituta, histérica y saturada por una clase de 25 niños.
    Mi hijo se escolarizó en P3 como niño de NEE por retraso madurativo. Todavía no te había conocido, no había leido nada tuyo, y firmé lo que me pusieron delante convenciéndome con la famosa frasecita “es lo mejor para tu hijo”.
    La tutora de P3 no satisfecha con los apoyos de PT y AL que la “libraban” unas horas a la semana de mi hijo, pretendió una valoración nueva por el equipo específico TGD con la intención de que a mi hijo le llevaran al “aula TEA” que tenían en el cole y así librarse definitivamente de él.
    Me negué a autorizar dicha valoración, y desde el cole me presionaron hasta el infinito. Me calificaron de mala madre, de no mirar por el bien de mi hijo, de negarle los apoyos que necesitaba… ¿apoyos? ¿apoyos a quién? ¿a una profesora novata saturada por 25 niños de tres años?… Ufff. Entonces ya te leía… no te puedes imaginar el bien que me hiciste.
    Fuimos al psiquiatra que al enterarse de todo lo que estábamos viviendo en el cole nos animaba a denunciar y a proclamar a los cuatro vientos que eramos víctimas de un sobrediagnóstico, que nuestro hijo no tenía ningún trastorno… Aún así, cuando transmitíamos eso en el cole, nos decían que ese psiquiatra tenía tan solo nuestra única versión, y que ellos veían (en realidad, la tutora) en el niño comportamientos que le hacían sospechar de un trastorno, en concreto de TEA. Nos insistían y nos insistían en que accedieramos a la evaluación.
    Con más miedo que otra cosa, nos negamos, pero propusimos que le haríamos una valoración en un centro específico de autismo, concretamente en DELETREA en Madrid. Les pareció en un principio bien, aunque luego intentaron convencernos para que nos ahorráramos el dinero y lo hicieramos gratis por el equipo escolar. No accedimos, decidimos rascarnos el bolsillo, y para que tuvieran su versión, y la evaluación fuera completa les pedimos un informe al cole. El informe es para verlo… no mira a los ojos, sordera selectiva, obsesión por los trenes y por el agua, obsesion por una única amiga y hasta cambios bruscos de carácter coincidentes con los cambios del tiempo… (vamos… que les faltó decirnos que teníamos al hombre lobo cuando había luna llena).
    Con mucho miedo acudimos a DELETREA siendo conscientes que como una entidad privada que es, su diagnóstico podría venir influenciado por los intereses económicos en juego… tener un nuevo paciente o no tenerlo. Ahora puedo decir, que su profesionalidad está por encima de su interés comercial. Tras una evaluación exhaustiva, y tras pasarle varios test (entre otros el ADOS), descartaron TEA y cualquier otro trastorno en nuestro hijo, coincidiendo con el psiquiatra en que estábamos siendo víctimas de un sobrediagnóstico y recomendando igualmente que le sacáramos de todas las terapias y tratamientos al que le lleváramos.
    Con el extenso informe de deletrea, todo se calmó, y curiosamente como por arte de magia mi hijo dejó de hacer todas aquellas conductas tan sospechosas…lástima que esto no ocurrió hasta el último trimestre.
    Este año en P4 tenemos tutora nueva. Mujer mayor, cariñosa y de la antigua escuela… de la época en que se dejaba a los niños crecer, y en la que no se etiquetaba a los niños. De la época en la que no había tanto licenciado en psicológia y en terapia ocupacional, a los que había que darles trabajo, y en la que no había tanta tabla de hitos de desarrollo por cumplir. El abrazo que da a mi hijo y a sus 24 compañeros por la mañana, me hace confiar en ella. Respeto y cariño, esa es su manera de enseñar, según sus palabras.
    La semana pasada en la calle me crucé con la PT de mi hijo, que se dirigió a mi para felicitarme por todos sus progresos. Me hubiera ido contenta con aquella felicitación, si no hubiera sido porque acto seguido añadió “se nota que se ha hecho con él un buen trabajo”…
    En fin… yo estoy feliz y mi hijo también. Le siguen gustando los trenes, y el agua… le gusta saber porqué funcionan las cosas y más de una vez se ha tirado al suelo para ver por una rejilla el motor del ascensor, tiene curiosidades por cosas que parecen “impropias” de su edad (por qué se hace de noche y de día, cómo funciona el motor de un coche, o por qué el tren de vapor no necesita catenaria, y los de cercanía sí… jejejeje). Tiene muchísimos amigos, le invitan a todos los cumples del cole, y es un jeta… le gusta ser el protagonista en todo y no se corta un pelo de hablar en público o con quién sea necesario… Vamos que quién le quería diagnosticar TEA, poca idea tenía de cómo finalmente iba a ir desarrollándose mi hijo.
    Lo hemos pasado muy mal, y el veneno como tu dices tarda en desaparecer… pero poco a poco lo hace.
    Te doy las gracias, porque si no hubiera sido por ti, de verdad que no nos hubieramos enfrentado al cole, y probablemente la situación de mi hijo ahora sería bien distinta.
    Un beso fuerte!

    Me gusta

    • Por lo que cuentas, tu hijo es exactamente igual que era mi hermano; la diferencia es que mi hermano nació en 1971, y absolutamente nadie presionó a mis padres para que hicieran nada, puesto que no se escolarizaba a los pequeños hasta los 6 años;
      Era también un niño que tardó muchísimo en madurar, habló tardé (con mas de 4 años) pero tenía gran interes en ciertas cosas “avanzadas” para su edad; le gustaba comprobar si tirando 2 coches, uno tocaba el suelo antes que otro… una vez mi madre le pilló haciendo dos líneas de alcohol, y prendiendo fuego a ver cuál prendía antes la hoja que había puesto al final…
      Es decir, se preguntaba cosas complejas.. nada de “estereotipias” ni “conductas estrictas”.. era curiosidad.. un poco diferente para lo habitual en crios de 4 años, pero curiosidad al fin y al cabo;

      Hoy tiene 45 años; mis padres se empeñaron mucho en que estudiase, pero está claro que a mi hermano lo que le gustaba era el “trabajo de campo”, no tanto estudiar; desarrolló un montón de habilidades. Es una persona que resuelve cualquier problema, aún siendo la primera vez que se enfrenta a él; igual te arregla una cerradura, que te configura un ordenador.. y aún así, ahora es responsable de administración de 3 oficinas de MRW en Murcia y alrededores, porque le gusta la contabilidad.

      Hoy día, algún perroflauta lo hubiera etiquetado con 3 años de TEA diciendo que hacía cosas impropias de su edad, que se ponía en peligro y no tenía concepto del riego.. que no tenía conciencia del tiempo y del espacio (cuantas veces habré oido esta mierda de boca del profe de mi hijo).. lo hubieran metido con otros niños.. otro ambiente.. y él, que es muy listo y una persona sensible, se hubiese sentido discriminado y su autoestima lastimada irremediablemente.

      Por supuesto cada niño es distinto, pero veo muchas similitudes entre tu hijo y mi hermano; cuando yo tenía 8 años, encontré una libreta suya del colegio, de cuando tenía él 6 años, y encontré, escrito en una esquina: “record en dar la vuelta completa a un reloj”, y tenía escritos varios resultados.. es decir, que seguramente en clase se aburría de pelotas, y le molaba más el tema de ver hasta qué punto podía, con su habilidad, batir sus propios record de dar la vuelta al reloj..

      Qué grande era, es y será siempre mi hermano; es un tío excepcional, todo el mundo lo aprecia y lo quiere.Y siempre esta ahí si necesitas su ayuda.

      Un abrazo y me alegro de que tu hijo vaya tan bien

      Me gusta

    • Hola, Sol! Me alegro mucho de volver a saber de ti después de tanto tiempo, y de ver que tu peque evoluciona tan bien. En realidad ya hace tiempo que se veía que lo suyo era sólo cuestión de tiempo y paciencia. Es una pena que algunas personas, supuestamente con vocación de tratar con niños, no sean capaces de ver que cada uno madura a su ritmo, y entiendan la educación infantil como una etapa en la que unos niños que aún están en mitad de su desarrollo tienen que conseguir objetivos en un tiempo determinado. Y, además, tengan tantas ganas de quitarse de encima al que “molesta”, más que intentar integrar a todos. Se me ponen los pelos de punta al leer que quisieron meter a tu hijo en un aula TEA con sólo 3 añitos nada más que por ser inmaduro. Imagino lo que debisteis sufrir, ya que las presiones son terribles. Por suerte encontrasteis a buenos profesionales, primero en DELETREA y luego en el cole, con la nueva tutora, que demuestra lo diferentes que pueden ser las cosas con una buena maestra (que afortunadamente son mayoría), y cuando, en lugar de buscar objetivos, ofrecen respeto y cariño.

      Me llena de alegría que el blog te haya ayudado en aquellos momentos y que te haya ayudado a plantar cara al colegio. Se hace necesario tener una mirada crítica cuando lo que te proponen es tan descabellado como meter a un niño inmaduro en el aula TEA, algo que seguramente habría tenido consecuencias, y, como tú dices, habría hecho que todo fuera muy diferente.

      Respecto a lo que te han dicho de que haces un “buen trabajo” con él, a mí también me llegaron a decir en un momento dado que se notaba que “trabajábamos” con él en casa. Un día que me reuní con la tutora y la directora les quise aclarar que en casa no “trabajábamos”, que las fichas, recortes y demás “trabajos” sólo los hacía en clase. Y resulta que, según su respuesta, el “trabajo” que hacíamos con él en casa era pasar tiempo juntos, hablar con él, leerle cuentos, incluso llevarlo a casa a comer, en lugar de dejarlo a comedor; cosas que en realidad son parte de la convivencia diaria con los hijos (viene a ser lo de la “estimulación del mundo real” https://dejemoslescrecer.wordpress.com/2015/12/14/10-cosas-que-puedes-hacer-en-vez-de-aceptar-un-diagnostico-de-tea-o-tdah-y-mejores-que-la-atencion-temprana/), pero que, según me dijeron, no son habituales en todas las familias.

      Da qué pensar hasta qué punto han deshumanizado las relaciones entre padres e hijos, y las han encasillado en “estándares” de trabajo, estimulación, trastornos… que el hecho de convivir con los hijos, hacer cosas juntos y disfrutar de ellos se considera algo extraordinario y un “trabajo” de estimulación.

      Espero que todo siga por el buen camino y que la pesadilla pronto quede atrás. Un abrazo!

      Me gusta

    • Buenos dias!
      Nuestro hijo tambien esta en P2, en noviembre hizo 4 años.A nosotros nos estan presionando ahora mismo con el diagnostico por parte del equipo especifico de autismo de la comunidad , cuando nosotros tenemos un diagnostico desde hace ya mas de un año de una psicologa que dice que no tiene TEA ni lo va a tener en 10 años (palabras textuales de ella). Nuestro hijo tiene un diagnostico de retraso en el lenguaje , como he dicho 1000 veces mi hermano tambien tardó en hablar.Como en el colegio no estan conformes nos indicaron la necesidad de hacerlo por el equipo especifico , nosotros dijimos que no estabamos por la labor y eso quedó ahi… o eso creiamos. Ayer nos encontramos con un email del director del colegio que nos decia que esta semana nos citaba con el equipo especifico. Imaginaros como nos pusimos. Mi pregunta es la siguiente, estamos obligados??? Pq nosotros ya tenemos diagnostico y no me fio nada pero nada de la objetividad de ese equipo. Al director le respondimos que no vamos a ir, aun no m ha contestado , pero creo que estamos en todo nuestro derecho.
      En diciembre fuimos a otro colegio y nos dijeron que teniamos plaza en infantil que no habia ningun problema y que por supuesto se reunirian con las especialistas que trataban a nuestro hijo (psicologa y logopeda). Yo creo que esto ya no tiene vuelta atras. No lo cambiamos en Diciembre pq nuestro hijo iba contento al cole y parecia que todo se quedaba en stand by. Pero estoy segura que el niño en otro cole tambien lo estará…
      Ahora que estabamos empezando a disfrutar de el,… Nos bombarden con esto… A nivel motor ha pegado un acelerón impresionante le encanta su bicicleta y su patinete. Es cierto que habla poco, pero cada vez habla más lo que pasa es que le da mucha verguenza. Aparte de que es un niño movido y claro el profesor no puede o no sabe llevarlo….
      Su profesor nos ha llegado a apuntar cosas en el parte de clase que alucinamos. Cosas que otros niños tb hacen no tienen importancia en nuestro hijo espera lo minimo para exagerarlo y asi indicarselo al equipo especifico. Es de verguenza!!

      Espero vuestra respuesta y una vez mas muchas gracias

      Me gusta

      • Hola Rafael,
        tanto tú, como Vanessa, como casi todos los que estamos en este blog, pienso que hemos o estamos sufriendo acoso, pese a muchos casos contar con un diagnóstico médico que no se ajusta a lo que el colegio “querría”. Es difícil detectar que somos víctimas, cuando no es algo que además esté en la palestra. Además víctimas de la adminsitración.
        Solo los médicos pueden legalmente diagnosticar en España, y el equipo psicopeagógico de una comunidad autónoma NO es ni personal sanitario. Pero que se saltan la ley, también, en mi caso ocurrió (sin nuestro consentimiento), y los superiores, superiores, y superiores… lo taparon. Luego, si se os saltan, borrar lo que pongan no será fácil, a menos que se recurra a la justicia, o a Jordi Évole 🙂 Quizá si este tipo de prácticas salieran a la luz pública…, ¿qué valores van a trasmitir esta gente?
        Por de pronto, si os negáis, os recomiendo que grabéis las conversaciones, y si podéis paséis por registro de entrada un papel donde ponga que sin vuestro consentimiento os están instigando (puede que para ellos sea comenzar la guerra, y el niño está allí…, no sería muy recomendable, se está en una situación muy vulnerable porque dejas al niño con ellos…, y nunca sabes por donde pueden salir), para que llegado el caso quede constancia del acoso y derribo.
        Sinceramente, ya lo dije en otro comentario, pero depende de si el niño está feliz, mejor que esté con personas que lo quieran y respeten. Es una pena, injusticia, que las víctimas seamos las que tengamos que cambiar de lugar, y no al revés, pero primero tendremos que ocuparnos de que los niños estén bien, y después de mejorar la justicia para que esto no pase.
        S. Camarata señala en su libro que la actitud positiva del profesorado es clave en el aprendizaje. Eso lo dice todo.
        Un abrazo

        Me gusta

    • Es igual al lo que le pasa al mi hijo….yo lo veo normal y ellas me dicen que tiene retraso madurativo y ni la pediatra ni la neurologa le ven ese retraso….ellas dicen que mi hijo es de diciembre y que es normal….entonces que pasa?????

      Me gusta

  4. La famosa frase “es para ayudar a tu hijo” y no, en realidad es para quitarle trabajo al docente que está solo con 25 niños …tan y como dice Sol arriba.
    En el cole de mi hijo la directora ha empezado a presionar para que, de principio, le lleve los documentos médicos de mi hijo que está en P3, quien por recomendación del neuropediatra va a AT (quien sólo ha diagnosticado retraso del desarrollo verbal) diciendo que el centro tiene la obligación de notificar que él recibe dicha atención y que si con esos papeles la orientadora considera necesario que él necesita ayuda, no podemos negarnos a que la reciba, que en Andalucía es así, que es un derecho que el niño tiene y no podemos negarnos. Yo me quedé sorprendida, que no podemos negarnos? De verdad que los colegios son submundos! Ya veremos a donde llegamos con esto.

    Me gusta

  5. Maravillosa carta, un lindo recuento de hechos que marcan la vida de una familia. En nuestro caso, tenemos apenas 5 meses de haber probado el “veneno” por primera vez. Han sido meses de miedo y mucha preocupación. Sin embargo, este foro ha sido una herramienta que me da esperanzas. Entro periódicamente a leer las novedades y esta carta me ha gustado mucho. En nuestro caso inició con una recomendación de la psicopedagoga del maternal. Ya fuimos 2 veces a la neuróloga y vamos todos los sábados a terapia ocupacional y del lenguaje. Alberto es un niño tranquilo, tiene su carácter y tiene sus intereses particulares. Esperamos seguir en este proceso y poder ir contando nuestras novedades. Ayer mismo, en casi de Mamá, Alberto estuvo como cualquier niño….jugando y jugando de forma incansable…Mi Mamá estaba feliz de verlo y nosotros también. También fuimos a cortarle el cabello y “aguantó” bastante bien…Cuando el veneno entra en una casa, se apodera de todo y determina muchas cosas…Es un gran LADRÓN, pero esperamos que lo podamos destronar con el tiempo. La CONFIANZA es básica, la confianza en nuestros hijos y su defensa ante todo…
    Un abrazo MUCHAS, PERO MUCHAS GRACIAS por haber creado esta página, que es un consuelo y una herramienta para muchas familias, de todo el mundo. Mi infinita gratitud por escribir con tanto cariño, dedicación y en forma tan educativa…

    Me gusta

    • Hola Federico. Muchas gracias a ti por tus comentarios! Me alegra saber que el blog te ha podido aportar tranquilidad. Lamento mucho que estéis pasando por esto. No pones la edad de tu hijo, pero por lo que comentas, parece que es aún pequeño. Lo difícil ahora que el veneno ha entrado es controlar los pensamientos, hay veces que nos obsesionamos con tal o cual conducta, pero muchas de ellas realmente forman parte del propio proceso madurativo. Espero que siga evolucionando favorablemente, que el veneno poco a poco se vaya retirando y que poco a poco todo este episodio quede atrás. Mientras tanto, disfrutad de Alberto y de su forma de descubrir el mundo. Un abrazo!

      Me gusta

      • Muchas gracias por la respuesta. Alberto tiene dos años y cuatro meses. En la foto vi la mariposa…que es el símbolo de este blog. MUCHAS GRACIAS NUEVAMENTE

        Me gusta

  6. Parece que todos nosotros hemos pasado por circunstancias parecidas. El caso de nuestro hijo se parece al de la autora del Blog, en otros aspectos al hijo de Rafael, pero al que más se parece es al hijo de Sol.

    En nuestro caso, también entró con NEE, pues había estado en AT (había llegado a AT por el tremendo retraso en la adquisición del lenguaje que tenía, pero en AT empezaron a insinuar que era autismo incluso en contra del diagnóstico de la neuropediatra, motivo por el cual fue sacado de allí).

    Para el cole y la orientadora, parece que habíamos cometido un crimen sacando al nene de AT, motivo por el que, y a pesar de tener pleno en ayudas (PT, AL y MO) insitían en que lo llevaramos a AT. Y ese fue el motivo por el que nos prepararon una encerrona, aunque en nuestro caso fue la directora del centro, con la cual desde entonces tenemos una relación muy tirante y sobre todo, totalmente distante.

    Nuestra historia la he desarrollado en el foro, que tiene un formato que hace más fácil acceder a las historias de nuestros hijos, porque creo que es importante que los padres puedan conocer historias de sobrediagnóstico (en nuestro caso de “supuestos expertos”, como la orientadora, la directora, la PT, la de AT, pasando por alto el juicio clínico de la neuropediatra), pues cuando nos encontramos con esta situación (y reconozcamoslo, con un niño cuyo comportamiento difiere en cierta manera del resto de sus compañeros) todo lo que te encuentras por internet te lleva al dichoso TEA, los padres que participan en foros o blogs que tienen casos similares dejan de participar cuando maduran sus hijos y desaparece el problema, por tanto, es muy dificil enfrentarse a esta situación en la que por un lado internet sólo te lleva al TEA y donde unos y otros “profesionales” te dicen que tu hijo tiene autismo y que necesita “mucha ayuda” porque está en una edad muy buena donde el cerebro tiene mucha plasticidad.

    En una reunión con la directora y la orientadora le dijimos que según la neuropediatra lo que necesitaba nuestro hijo era parque. Una y otra se echan a reir, como si estuvieramos diciendo una tontería, pero realmente lo que hubiera sido totalmente negativo para nuestro hijo era haberles hecho caso y haber buscado “mucha ayuda”, que realmente consistía en que en horario extraescolar se metiera en el despacho de una psicóloga o psicopedagoga a hacer tareas rutinarias alejado de la socialización con otros niños, en vez de estar en un parque aprendiendo que es lo que gusta y no gusta a sus iguales y así aprender las conductas sociales.

    Y el tiempo no dio la razón y se la dio a la neuropediatra. El mayor cambio que tuvo nuestro hijo se produjo en el mes y poco que estuvo en la escuela de verano, que realmente es lo más parecido a lo que tendría que ser una escuela de primaria, y que es aprender a socializar, a adquirir normas y rutinas JUGANDO. 9 meses con PT que para lo único que sirvió es para que nos hicieran un informe demoledor en el que nuestro niño tenía más puntos en común con la niña del exorcista que con un niño normal y en mes y medio nuestro peque da un vuelco total y descubre lo que le gusta el cole.

    Este año, salvo en el lógico retraso en el lenguaje que sigue teniendo, apenas notamos diferencia en el comportamiento de nuestro hijo con el de sus iguales. Incluso algunas madres nos han comentado que sus hijas prefieren juntarse con nuestro hijo a otros, que son más brutotes.

    No obstante, todavía no ha acabado nuestra historia, pues no creo que orientadora y directora se bajen del burro tan fácilmente.

    Me gusta

      • Litrez, me alegra leer los avances de tu hijo y que el tiempo esté dando la razón a la neuropediatra. Espero que pronto “se bajen del burro” la directora y la orientadora.

        Me gusta

    • Hola Litrez! Como ya te dije en su momento en el foro, muchas gracias por contar tu historia! Este tipo de desenlaces, después de haber pasado por momentos tan duros, dan mucha esperanza a las familias y muestran una cara de la realidad que, como tú bien dices, no aparece en Internet, ya que las familias cuyos hijos maduran y que con la edad dejan de tener “síntomas de TEA”, dejan de escribir, y quedan sólo las que tienen problemas reales. Con historias como la tuya se visibiliza esa otra realidad que es mucho más abundante de lo que parece, y es la de los muchos, muchos niños que tienen un desarrollo madurativo más lento, sin que sea en absoluto patológico.

      Respecto a vuestro caso, mucho me temo que la directora y la orientadora hayan adquirido “visión túnel”, y que, como en un inicio pensaron que era un niño con problemas, tengan tendencia a seguir pensando que es un niño con problemas. De todas formas, la realidad es tozuda y los continuos avances de tu hijo cada vez dejan menos lugar a dudas sobre sus capacidades, por lo que finalmente tendrán que acabar bajando del burro.

      Espero que todo siga avanzando igual de bien. Un abrazo!

      Me gusta

  7. Felicidades al campeón Dejemosles y muchas gracias a ti por el blog por toda la tarea que conlleva y las esperanzas y ayudas que nos das. Si no llega a ser por él no hubiera sabido lo que me esperaba al entrar al cole, y gracias a ti he entrado preparada para enfrentarme a cualquiera .
    Ni siquiera hubiera seguido el consejo del pediatra espere un poco.
    Lo revisa cada pocos meses pero lo dejamos crecer a su ritmo no para de avanzar.
    Un abrazo muy grande.

    Me gusta

    • Muchas gracias, Via! Me alegro de los avances de tu hijo y de que el blog te haya ayudado a tener una mirada crítica con lo que te viene del cole, aunque lo más importante es la confianza que tienes tú en las capacidades de tu hijo. Tiene mucha suerte de tenerte como madre. Un abrazo y mucho ánimo!

      Me gusta

  8. Hola me llamo miguel soy de argentina. Tengo un hijo valen que tiene 2 años recien cumplidos… Se llama valen… La verdad yo la paso mal muchas veces por que lo veo que tiene algunas cosas que me preocupan mucho… No lo lleve todavía a un especialista por que tengo mucho miedo.. Estoy tan asustado… No lo disfruto por mis miedos… Yo no se si es muy chico todavia o a esta edad ya se detecta el TEA… leyendo internet me complique todo… Le agradezco a este blog por que me da fuerzas… Mi bebe…lo malo es que no habla mucho… No dice papa ni mama… Tiene una jerga rara que no entiendo… Si dice rana a las ranas identifica algunos animales… Pero por ejemplo corre de un lado a otro y no queda quieto… Si lo llamo varias veces hace caso…pero muchas otras no…. Señala con la mano derechita las cosas que quiere pero no con el indice… Muchas veces juega girar los autitos en el piso y otras veces se queda viendo el ventilador de techo…. Pero lo que tiene de bueno es que le gusta el cariño… Se deja abrazar…. El abraza a su madre…. Si su mama le dice wiski… Con el celular. El se hacera y pone su rostro lado del suyo… Para la foto… Le encanta salir a caminar y los perros…. Pero por ejemplo no si yo señalo algo.. Mira mi dedo…. Estoy triste muchas veces con eso…. Mi pregunta es… Si es ya determinante para un tea…Qque tenga esos aspectos “negativos..? Muchas gracias a la creadora de este blog por las esperanzas… Ojala pueda quedarme tranquilo de una vez….. Gracias!!!

    Me gusta

    • Hola Miguel. Lamento que estéis pasando por este desasosiego. Si nos ceñimos estrictamente a las tablas de desarrollo y a todos los “objetivos” que supuestamente tienen que ir cumpliendo los niños a determinadas edades, el panorama pinta muy pesimista. Muchas veces no se tiene en cuenta la gran variabilidad que puede haber entre unos niños y otros en los momentos de conseguir dichos objetivos, sin que sea necesariamente patológico.

      Los chicos tienen muchas papeletas de ir en el “furgón de cola” de la maduración, es decir, su desarrollo madurativo es normalmente más lento que el de las chicas, especialmente en el plano socioemocional y de la comunicación. Gran parte de responsabilidad de esto la tiene la hormona testosterona que han recibido en el vientre materno, que les hace priorizar el desarrollo físico y de las actividades de fuerza (“brutas”) sobre habilidades como el lenguaje, la empatía, la motricidad fina… Cuanto mayores sean los niveles de testosterona prenatal, más sucederá esto. Puedes leer más del tema aquí: https://dejemoslescrecer.wordpress.com/2015/08/16/el-tamano-si-importa-lo-que-los-genitales-nos-dicen-sobre-el-desarrollo-de-nuestros-hijos-varones/

      En cualquier caso, tu hijo con 2 años recién cumplidos es todavía muy pequeño para determinar a ciencia cierta si puede tener TEA o no, especialmente con unos síntomas tan sutiles (es decir, para tenerlo claro a esta edad, los síntomas tendrían que ser claros y evidentes, unos síntomas con los que nadie tendría dudas). De hecho, muchos de los que se consideran “síntomas de TEA” son, a estas edades, simples rasgos de inmadurez y fases absolutamente NORMALES del desarrollo madurativo. Por ejemplo, el hecho de que mire a tu dedo cuando señalas puede ser un paso previo a mirar al objeto que señalas, que no pare de dar vueltas supone que aún no ha desarrollado el autocontrol (es una habilidad que tarda mucho en aparecer)… Aquí tienes como ejemplo un conjunto de simples rasgos de inmadurez que normalmente suelen confundirse con síntomas de TEA: https://dejemoslescrecer.wordpress.com/2016/02/01/los-10-rasgos-de-inmadurez-mas-confundidos-con-sintomas-de-autismo/

      Y bueno… Muchas de las cosas que dices las hacía también mi hijo a esa edad, y otras ni tan siquiera! Por ejemplo, el mío a los 2 años no señalaba, ni con el índice ni con nada, ni era fácil que mirara para la foto, ni hacía caso muchas veces cuando se le llamaba (ni tampoco a los 3 años, ni a los 4… Y mi otro hijo tampoco!). Intenta mirar los casos trágicos de Internet lo menos posible y confía en los avances de tu hijo. Aún es pronto para poder determinar nada con seguridad (de hecho, una tercera parte de los diagnósticos realizados a los 2 años de edad no se sostienen a los 4 años: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17683451), así que intentad liberaos de vuestros temores y disfrutad de vuestro hijo en su crecimiento.

      Un abrazo!

      Me gusta

      • Muchisimas gracias…. Agradezco todo lo que haces, pues traes mucha esperanza a esos padres que fueron agobiados por la informacion descontrolada de internet, muchas gracias… Ire contando los avances de mi peque Valentino… Un abrazo muy fuerte desde Argentina

        Le gusta a 2 personas

  9. Hola a todos de nuevo; quisiera que me dieseis vuestra opinión sobre la situación por la que estamos pasando en este momento. Es curioso cómo hace poco más de una semana la cosa parecía más que controlada, y así lo expresaba aquí mismo. Y sin embargo, en estos momentos nos estamos tambaleando como barco a la deriva. El veneno, que sigue latente.

    Es cierto que bien visto, objetivamente nada ha cambiado en estos días; Guille sigue madurando a su ritmo, avanzando poco a poco, trabajando con una logopeda privada 2 días a la semana, y cada 2 semanas lo llevamos a una psicóloga clínica, que en su día evaluó a nuestro hijo simplemente con un retraso en el lenguaje, y después de casi un año, piensa que sus avances son claros y rotundos, y que es cuestión de meses que veamos evidencias claras de que nuestro hijo es completamente normal.
    Es curioso cómo el tema del lenguaje, que hace justamente un año era capital en la “preevaluacion” de riesgo de TEA que le hicieron a mi hijo, parece que ya no tiene ninguna importancia para el cole. Y es que hace cosa de 2 meses, tuvieron la orientadora del colegio y la de la consejería, una reunión con la logopeda y la psicóloga que tratan a mi hijo, y en dicha reunión les transmitieron el diagnóstico de retraso en el lenguaje.
    Entiendo (eso es lo malo, que sólo “entiendo”, no tengo evidencias), que desde entonces, la estrategia del cole para conseguir que llevásemos a nuestro hijo a salud mental, y así conseguir el diagnóstico que desean (porque todos sabemos que será el de autismo, así funciona esta mafia), está enfocado en el comportamiento del niño, que no se centra, que no sigue el ritmo de la clase… que es poco más que un muñeco con pilas.
    Desde que volvimos de las vacaciones de verano, su profesor no para de darnos el coñazo con este tema, que aunque fuera por imitación, debería de seguir el ritmo de la clase, y que no lo hace; luego se contradice, y si le preguntas como se porta, dice: “nooo, si él no se porta mal, se sienta en su pupitre….”;
    Mi conclusión es que el profesor está histérico (él mismo lo dice); no puede con todos los niños.. y eso lo mata; y ya le da exactamente igual que el crío no se haga pipí y caca (salvo excepciones), que evolucione en el habla (además dice que a él no le habla), etc…
    El órdago final: que en 25 años no ha visto un niño igual que él
    Es curioso que la psicóloga que ve a mi hijo tenga 30 años, y en su corta carrera como psicóloga clínica, haya topado con varios autistas, entre otros problemas.. y él, con 25 años de experiencia, no ha visto ningún niño como el mío. Aunque el mío fuera autista.. debería haberse encontrado muchos, por pura estadística (25X25= 625, que es bastante más que el promedio, aparte de que en el cole dicen que hay un montón de autistas)

    Pero vuelvo a repetir: me resulta curioso.. pero no tengo la certeza de todo lo que estoy diciendo… y me pregunto: ¿me estaré engañando? ¿ tendrá razón? ¿estará equivocada la psicóloga clínica, a pesar de haber visto a muchos niños autistas?

    El caso es que hace una semana tuvimos una reunión con el director del colegio, en la que nos convocó a los padres y la orientadora del colegio; le expusimos nuestro interés de acudir allí con nuestro equipo privado, logopeda y psicóloga (en plan abogados, pues temíamos que nos dieran caña y queríamos contar con profesionales que pudieran rebatir sus argumentos), y nos dijo que no, que era una reunión entre el colegio y la familia..
    Pues bien… lo que nos encontramos fue el mismo escenario que hace un año: exactamente igual, solo que esta vez estaba el director; por tanto, estaba el director (ok), orientadora del colegio (ok), profesor (¿?¿?¿?¿) Y…. ORIENTADORA DE LA CONSEJERIA (¿?¿?¿?¿?¿?¿?)
    Una encerrona total, vaya; además en un despacho horrible, estrecho.. Vamos, que faltaba un flexo de estos metálicos antiguos apuntando a nuestra cara con una bombilla de 100w;
    Ese fue el escenario que nos encontramos;
    Os cito algunas de las cosas que se dijeron, y que son el motivo real de esta entrada, el saber qué opinais, sobre todo en una cuestión de ámbito legal que no controlo:
    1) Dijeron que el crío avanzaba, pero menos que el resto, por lo que cada vez se quedaba más atrás
    2) Que estaba perdido en el tiempo y en el espacio
    3) Que tenía algo más que retraso en el lenguaje
    4) Que nuestra versión de cómo era Guille, y la de la psicóloga externa, difería mucho de la del colegio, y que, según ellos, el cole es el mejor entorno para evaluar, ya que está con otros niños
    5) Que no habíamos seguido sus consejos, ignorando la necesidad de llevarlo a salud mental a que le hiciesen un diagnóstico, y ver las asociaciones tipo ASTRADE, que pudieran ayudar a nuestro hijo, y que eso era irresponsable (llevarlo a ASTRADE sin un diagnóstico de autismo no lo es… en fin)

    6) Que la evaluación privada de una psicóloga clínica, experta en infantil, no servía. Tiene que ser por un organismo público (de su mafia, vamos)

    7) Y lo más importante, y aquí quiero que me deis vuestra opinión: que visto que no hacíamos nada.. que van a actuar “de oficio”, por así decirlo, llevando a evaluadores ellos, pensando en lo mejor para el niño.

    ¿Es eso último legal? ¿Pueden hacer esto sin nuestro consentimiento?
    Es increible que la psicóloga clínica haya visto un montón de autistas, y diga que mi hijo no cumpla ninguno de los criterios diagnósticos, y que todos esos presuntos indicadores son fruto de su falta de habla y de la inmadurez; y que un tío diga que en 25 años no ha visto un niño peor.
    Muchas gracias; vuestra opinión es muy importante para mi

    Me gusta

    • Hola, Rafael. Lo que cuentas es terrible e indignante. Sin lugar a dudas, si te das cuenta, el único elemento desestabilizador en vuestra historia es el colegio. Es decir, vosotros veis una evolución favorable y un desarrollo apropiado, hay una psicóloga clínica que también la ve, su pediatra no cree que haya ningún problema… Sin embargo, en el colegio os hacen una encerrona, movilizando a un montón de personas, y os presionan para que aceptéis algo que nadie más que ellos ve. Por cierto, que tú mismo dices que en ese colegio hay “muchos autistas”… ¿Casualidad? Sería muy saludable para todos un cambio de colegio, ya que el nivel de presión que están ejerciendo sobre vosotros es extremo, proponiendo medidas que incluso son de cuestionable legalidad. Podéis encontrar muchos otros colegios más respetuosos con los ritmos de los niños, tanto escuelas libres como de la Consejería, ya que ésta no os perseguirán si desde el colegio no la llaman. Créeme, por experiencia te digo que puede haber mucha diferencia de un colegio a otro, dependiendo de la actitud de su dirección. De hecho, como habrás leído, cuando mi hijo tenía 4 años también sufrimos presiones por parte de la tutora, pero todo fue muy diferente porque no obtuvo el respaldo de la directora y la orientadora, así que no pudo llegar muy lejos con sus pretensiones. Además, creo que nuestra tutora de 4 años y vuestro tutor comparten un mismo perfil: maestros muy enfocados a los objetivos y a que alcancen “el nivel de 4 años”, que logren un gran nivel de independencia y de autocontrol, consecuente agobio, estrés constante y frustración porque no lo logran, ven a muchos niños como problemáticos, y especialmente cargan las tintas contra el que les rompe totalmente sus esquemas. Es imposible que en 25 años no haya visto niños peores que el tuyo, es otra más de sus medidas de presión extrema. Lo malo es que en vuestro caso recibe el apoyo de dirección y orientación. Plantéate seriamente qué es lo que os une ahora mismo a ese colegio, qué profesionales confían ahora mismo en vuestro hijo y qué podéis esperar del centro en el futuro, e investigad alternativas por vuestra zona.

      Mucho ánimo en estos momentos difíciles! Un abrazo grande!

      Me gusta

  10. Otra cosa más: es que el sábado fue su cumpleaños, vinieron todos sus compañeros de clase y el crio estaba feliz. No sabemos si cambiarlo de clase le beneficiará o lo descolocará aun mas. Hemos pensado cambiarlo a uno con la filosofía Montessori donde se deje crecer a los niños a su ritmo y que además la consejería nos deje en paz y no pueda meternos mano.
    Un abrazo

    Me gusta

  11. Hola Rafael yo creo que sin vuestro consentimiento no pueden evaluar al niño para un diagnóstico. Los tutores legales sois vosotros . A no ser que os denuncien por negligencia cosa que no creo que hagan.
    No se porta mal y en 25 años no ha tenido uno igual.????
    Se queda cada vez más retrasado por no seguir el ritmo de la clase. Qué les enseñan en infantil, ? Si no aprenden a los 4 o 5 años las letras y números ya no los van a aprender nunca?

    Creo que lo que le molesta al profe es que tu niño vaya a su aire y no se entusiasme con las actividades, el que se tiene que esforzar por conectar con el niño es él no el niño que aún es pequeño.

    Podrías evaluar al niño en la seguridad social con su pediatra que sea el el que os derive a neuro o a salud mental si lo cree conveniente? Así sería diagnóstico oficial sin que interviniera el cole.

    Migi mi niño a los dos años era como el tuyo mi pediatra de cabecera me recomendó esperar a los 2 años y medio para pasarle un test de autismo.
    Podrías comentar tus inquietudes con su pediatra normal que lo trata desde bebé y lo conoce ?
    Un abrazo y ánimo a todos

    Me gusta

    • Muy interesante esa posibilidad de que su pediatra nos derive a salud mental; él también piensa que el crío es perfectamente normal… y si lo deriva él, no entraría la mafia del cole por medio;

      Gracias por la idea; un saludo

      Me gusta

      • Hola Rafael,
        espero no meter más entropía, pero mi consejo en base a mi experiencia, es que lo saques de ese colegio y ya! (dale de baja). Les va a dar igual lo que diga un médico (palabras textuales de una directora: “los médicos no saben nada”, las maestras por lo visto que no han realizado la carrera de medicina y legalmente no pueden diagnosticar nada sí….). Pasarán por encima de vosotros y se cubrirán todo lo necesario. A nosotros nos hicieron un informe psicopedagógico saltándose el protocolo, sin nuestro consentimiento ni informarnos, una vez supimos que malatrataron al niño (sin exagerar) y pedimos la baja del colegio, y se inventaron un diagnóstico de risa (en realidad es para llorar de cómo pueden existir personas así y encima en educación), porque no puede darse en niños pequeños! a parte de que NADIE de educación es sanitario y es un delito diagnosticar sin ser médico o psicólogo clinico (los del PIR).
        Olvídate de los aspectos legales sobre lo que pueden o no pueden hacer, eso solo llevaría a juicios años después, y ya te digo que se cubren (yo tenía pruebas irrefutables y les dio igual a todos, incluidos superiores y superiores de superiores, etc.).
        A lo práctico, ¿qué es lo mejor para el niño?: un lugar donde lo quieran y respeten. Quizá si puede estar en casa, puede que fuera lo mejor (Camarata en su libro lo recomienda para casos), sino en Murcia (Cartagena) creo que hay un colegio homologado que debería ser respetuoso (según pone en su web): http://colegiopenyasblancas.weebly.com/ obviamente no sale barato… desgraciadamente.
        Un abrazo muy fuerte!!!!

        Me gusta

  12. Hola hace mucho que no escribía, lo primero es felicitar a nuestra ídola y creadora de este importante Blog, creo por no decir es el único que tiene una mirada abierta y sensata del crecimiento de los niños, el cual no se basa en las reglas tajantes de las tablas de desarrollo, yo particularmente, los ánimo como en todo índole de cosas estar pendientes de nuestros niños pues somos sus padres y nos preocupa lo que les sucede, sin embargo a lo largo de este camino veo que la mala información que nos da el satanás de la sabiduría (internet) al no saber interpretarla sumado a verse enfrentado a profesionales con pocas competencias y sin ningún tipo de trato (no todos pero la gran mayoría), es lo que nos lleva a esta angustia que no le hace ningún favor a nuestra salud y menos a nuestros hijos.
    Por supuesto que diagnosticar a un bebe de dos años de autismo es una soberana irresponsabilidad , por lo menos así me lo explicó la neuropediatra que ve a mi hijo, mis temores debido a su prematuridad me llevaron a mirar en internet hitos del desarrollo y plaf, tal como dice un bloguero por ahí, en google todo te lleva a autismo, tranquilos que todos esos famosillos test no son mas que una impresión diagnostica, y créanme que si fuera por eso todos cumplimos algún criterio .
    Junto a algunos papás del foro creamos un grupo de whatsapp que nos ayuda mucho en el día a día, los invitamos a todos a participar, hábemos papás de distintas partes del mundo y nos hemos brindado mucho apoyo y buenos consejos.
    Me pueden escribir al correo pew7484@gmail.com

    Saludos y paciencia que esto es solo cosa de tiempo.

    Me gusta

  13. Maravillosas palabras que me han tocado el corazón y me han dado luz a la realidad. Mi hijo de casi tres años esta pasando por la misma situación.tiene diagnosticado inmadurez de un año yuna neurologa ya nos ha dicho que tiene Tea, aunque la del seguro privado nos ha dicho que no… mi hijo es el vivo reflejó de mi hermano y mío cuando pequeños. Le está costando un poco hablar, es verdad que no es como los niños de su edad ero sinceramente creo que mi hijo no tiene ningún transtorno y que la vida ya lo hará madurar cuando llegue su momento. El veneno que nos inyectan nos hace no disfrutar de la infancia de nuestros hijos y estar analizando cada paso que dan. Desde el 17 de de febrero llebamos con este sino sin parar esta recibiendo atención temprana y le han hecho s varios psicólogos distintos y en ninguno de estos informes pone la misma edad por lo que pienso firmemente que no es una ciencia exacta… leo tus palabras y deseo con s mis fueras que un futuro esto asoló sea un fantasma del pasado porque la verdad que lo que nos están haciendo sufrir no es justo… muchas gracias por tus palabras un beso enorme para una suppermama y para tus felices hijos

    Me gusta

  14. Buenas noches a todos.. Hacia un buen tiempo que no escribia por aqui. Este ultimo articulo… Emocionante y alentador! Cuantos niños en esta situacion. Me veo reflejada en todos y cada uno. Somos de Argentina. Y en este caso un diagnostico para obtener servicios necesarios fue el camino a seguir. Siempre las mismas frases: Lo mejor para el niño.. Pero un diagnostico escrito con lapicera.. A sus 2 años, para obtener servicios “si hicieran falta”. Resulta q a sus 5 años quedo todo atras … TODO… Lo que dice Rafael, Via, Federico, y todos los papas que la siguen viendo de colores.. Esta pesadilla “comienza a acabar lentamente pero lo hace”. A nosotros nos queda pulir el lenguaje expresivo … Y que termine su verguenza de sentirse observado y ponerse nervioso al hablar.
    La escuela por su parte ha sido muy relajada.. Casi no me han citado a hablar .. En dos años me reuni a hablar con la psicopedagoga en solo dos ocasiones y el ultimo y reciente informe de su seño (de jardin sala de 5) es excelente. Pero… La institucion como tal es desorganizada. No estamos conformes con el proyecto pedagogico de la primaria y su modo de llevarlo. Es una escuela integradora… Pero hay muchas cuestiones que no atienden a mi parecer con la seriedad necesaria. El año que viene mi peque comienza primer grado, y aqui esta el dilema. Hemos visto otra escuela mucho mas cerca, pero si bien es bastante estricta cuenta con un proyecto mas solido… Y nuestro miedo es emprender este cambio.. Pasar a primaria.. Niños nuevos.. Ambiente nuevo… El lenguaje que falta un poco pulir. Y lo peor es que no puedo plantear todo esto en la nueva escuela.. La idea es que todo se vaya dando con el tiempo y que no lo encasillen.. Es una cuestion de subjetividad de los docentes y personal de la institucion y no quiero que entre semi-etiquetado. Nos quedamos con lo conocido, con la escuela donde el hizo su lugar y donde nunca tuvo problemas dandole asi un tiempito mas… O hacemos ya el cambio sabiendo que puede costar?..
    Planteo mi situacion porque me siento en sintonia con todos uds papas luchadores incansables. Apuesto que a partir de la creacion de este blog han surgido cambios abismales en sus vidas. Dejemosles crecer.. Querida bloguera.. Ojala leas mi post y puedas darme tu pensamiento con esa claridad y conocimiento que te caracterizan. Agradezco haberte encontrado. Para mi en nuestra historia marcaste un antes y un despues. Gracias infinitas y eternas.

    Me gusta

  15. Gracias por compartir tu experiencia, ni te imaginas la ayuda que supone para los que estamos empezando en este circo. Mi hijo es tal cual. Es maravilloso y cada dia nos sorprende con algo nuevo. Pero por alguna razon no encaja en nuestro sistema educativo y lo que espera de nuestros niños. Leyendo toda la info del blog decidimos anticiparnos y hacer una revision con neurologo y todos los profesionales que vinieron despues por la Seguridad Social, siguiendo su protocolo, sin prisas y dejando clara nuestra version. Se ha quedado la cosa en Retraso expresivo y eso es lo hemos dejado claro a la escuela. No se como hay educadores o incluso orientadores que se creen que su opinion vale mas que un juicio clinico de un neurólogo u otro profesional médico cualificado para valorar estos casos.

    Me ha emocionado esta carta a tu hijo, gracias.
    Una pregunta, ¿a que edad empezó a hablar tu mayor? ¿En P3 tenia conversacion o estaba en ello?

    Me gusta

  16. Es una historia paralela a la mía con mi hijo, con acoso incluido por no aceptar sus percepciones sobre él, incluso me han llegado a acusar de ocultar informes médicos!! Una auténtica locura, y además trascendió esa erronea etiqueta fuera del colegio al entorno familiar del niño, tios y primos maternos a los que no habíamos comentado nada a través de otra profesora amiga de la familia. Una auténtica pesadilla. De la que hemos despertado, gracias a dios, el tiene 7 años, está en otro cole, es muy feliz, inteligente, y está bien integrado.
    Me parece muy grave jugar así con la vida de los mas indefensos. Es el entorno el que ha de ajustarse a cada niño, no al revés…a ver donde vamos a llegar.

    Me gusta

  17. Si pudiera conocerte en persona, te daría un abrazo y un beso muy grande: Eres un referente a seguir. Bendigo el día en que te encontré, después de meses y meses de quemarme la pestañas, buscando como una posesa respuestas a lo que podía “tener” mi hijo…Y pongo tener entre comillas, porque, era lo que precisamente los psicólogos y los terapeutas se empeñaban en decir . ” Tu hijo de dos añitos tiene un prediagnóstico de “Transtorno Multisistémico del Desarrollo”. Y allí se quedaron tan anchos y yo, destrozada. “Tiene, tiene, tiene..”…Esas palabras resonaban como martillazos en mi cerebro y en mi corazón. Así que empecé a llevarlo a terapia estimulativa y a los dos y pico, a llevarlo solo por las tardes a la guardería, porque las mentes sabias me decían que los niños deben ir sí o sí a la guardería, para relacionarse con sus semejantes…Y ante mi asombro, el niño, justo un par de semanas después de acabar la guarde, controló esfínteres él solito, sin problema desde el primer día y ya no uso pañal esa misma noche ni nunca más, cosa que la maestra de la guardería nunca logró con su estúpido método: ( lo obligaba a sentarse durante un rato en el orinal sí o sí y aunque el pobrecito no tuviera ganas…Lógicamente, hizo bien en negarse y levantarse corriendo, qué método tan sumamente estúpido! A los tres, empezó el cole y la presión de los terapeutas y la dirección no se hizo esperar: tendría unas pocas horas a la semana una persona que le ayudaría en la clase, claro, como el niño tenía un problema y aunque quizá de mayor podría controlarse un poco la cosa, toda la vida le acompañaría “su problema” ( yo me negué y aunque esas palabras dolían como puñales, hice de tripas corazón y dejé que siguieran con sus profecías devastadoras sobre el futuro de mi pequeño, más que nada, porque el niño hacía progresos cada día, a un ritmo de bólido de fórmula Uno. Aprendió a hablar rápidamente y muy bien a partir de dejar la guarde, incluso con un vocabulario de adulto!! Y cada día, me daba cuenta que era un niño muy inteligente, cariñoso y que se daba cuenta de todo, aunque a veces pareciera estar en una nube…Me di cuenta que muchas veces, si estaba enfrascado en sus juegos, totalmente simbólicos con sus muñequitos, (haciendo diálogos con una trama perfecta y un final , con diferentes voces para cada uno), no me atendía porque, sinceramente, no le interesaba lo que le decía yo o los demás, porque cuando él le interesaba algo, no tenías ni que repetírselo! Ahora está en P-4 y este año la terapeuta me instó a que le evaluaran la discapacidad. ¡Nooo y mil veces no! ¡Me negué! Según ella, este “doloroso pero necesario paso que debes hacer y YA” , es para que te den el % de discapacidad de tu hijo y así te den una ayuda de unos 200 miserables euros mensuales para ” el bien de tu hijo”. A mi hijo no le pasa nada. Es un niño listo y feliz. Y respecto a las etiquetas, si tanto les gustan, que se las pongan a las camisetas y a los botes de mermelada, bien bonitas y de colores si quieren, pero a mi hijo, que no vea yo a nadie que le plante una o se la planto yo a quien sea, donde la columna pierde su nombre. Quiero y exijo que lo (nos) dejen en paz. Soy una madre que estoy criando sola a mis hijos y si algo tengo claro es que las decisiones que yo tomo por ellos cuando ellos son pequeños y dependen de mí, sean del tipo que sean, podrán tener repercusiones – buenas o malas- en su futuro y eso, señores psicólogos y demás sabios expertos en cuantificar y medir con grados y tantos por ciento el desarrollo único e irrepetible de las personas, es muy serio. Muy serio.
    Ellos, los niños, no pueden defenderse y no hay que tomar a la ligera ni dejarse llevar por lo que “supuestamente” te dicen los que “supuestamente” pretenden conocer más a tus hijos que tú misma, madre, que los has tenido en tu seno y los ves las 24 horas del día.
    Es por todo esto que, cuando leo vuestros testimonios, me siento apoyada y confortada, pues veo que no soy la única madre – esa pobrecita e ilusa mami, que según los “sabios”, se niega a aceptar la cruda realidad-. Una realidad que, añado yo con toda mi fuerza y mi sangre de madre, no es ni de lejos la suya, ni la que pretenden hacer suya.
    Gracias a todos/as por estar ahí!!! Adelante y mucho ánimo, mucha fuerza y mucha confianza en nuestros hijos!! Ellos nos necesitan fuertes!!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Silvia. Me encanta leer tu testimonio y la fuerza que estás teniendo para sacar adelante a tus hijos, y especialmente para enfrentarte a quienes te presionan para que etiquetes a tu hijo. Lamentablemente estamos viviendo una “epidemia” de etiquetas, ya que al niño que se sale un poco de los estándares o da más trabajo a los maestros se le busca un presunto trastorno. Incluso muchos profesionales se quejan de esta proliferación, y de los casos que les remiten como presuntos TEA, TGD… Y luego no son nada. En vuestro caso, como en su día alguien dijo que tu hijo tenía algo, me temo que han adquirido lo que Allen Frances llamaba “visión túnel”, es decir, que se cierran en que “tiene algo” y no ven los avances reales de tu hijo. Te deseo mucho ánimo y que sigas con la fuerza que estás demostrando, ya que las presiones son enormes, y todas pasan por hacerte sentir una madre terrible, una pobre ilusa sumida en la negación, y una persona ignorante que no es consciente de la magnitud del daño que hace a su hijo; cuando realmente eres la persona que más sabe de él, que quizá no tengas una carrera sanitaria, pero tienes un grado y máster en tu hijo; tú y solo tú eres quien tiene el mayor vínculo con él, quien ha pasado con él todos los días de su vida, quien lo ha criado, y quien se ha preocupado y se va a preocupar por él más que nadie. Y, desde luego, quien, si viera que hay un mínimo problema, sería la primera que buscaría ayuda. No dejes que menosprecien tu condición de madre, ya que tu instinto puede finalmente ser más certero que las impresiones de todo el “comité de sabios”.

      Un abrazo grande!

      Me gusta

  18. Buenas tardes, es la primera vez que escribo en un foro, pero después de ver que hay más casos como el mío la verdad es que he sentido un gran alivio. Mi hija cumple hoy 2 años, y con 18 meses al no hablar ni caminar (siempre fue una ñiña enorme, por encima de todos los percentiles) su pediatra nos pasó el cuestionario m-chat. Al no caminar ni hablar nos derivó al centro base de nuestra ciudad para que la niña fuera evaluada, allí dijeron que tenía un retraso madurativo leve y comenzaron con atención temprana en psicomotricidad.
    Tengo que decir que mi hija siempre ha tenido contacto visual, atiende cuando la llamas, obedece, se ríe, y entiende todo perfectamente. El problema era que no hablaba ni caminaba. Comenzó la guardería y a los dos meses empezó a andar. Pero nos llegó una carta de salud mental y fuimos a hablar con una psiquiatra que nos hizo un cuestionario y dijo que nos mandaría a Salamanca a una unidad para que le hicieran un estudio a la niña. Mientras llegaba la cita de Salamanca la llevamos de modo particular a una evaluación en la que nos dijeron que efectivamente hay un retraso madurativo leve, y que falla en comunicación social (evidentemente, porque no habla) 6 meses después, cuando la niña ha mejorado muchísimo en todo, hemos ido a este sitio a Salamanca y después de un estudio de no más de 40 minutos en total y con unas esperas de más de una hora entre prueba y prueba, nos dicen que tiene características compatibles con TEA. Repito, jamás hemos visto nada en mi hija que nos preocupe ni nos haga sospechar ningún problema. Ella camina sola, y tanto la guardería, como la psicomotricista como la logopeda privada nos han dicho que va avanzando semana a semana fenomenal. Pero mi hija ya está etiquetada. Mi marido siempre me ha dicho que nuestra hija está bien, solo que va a su ritmo. Este informe que nos han dado es de carácter privado, y me da miedo que si lo entrego en algún sitio, le condicione a nivel de escolarización más adelante. Estoy angustiadisima, porque yo la veo muy bien, y cada día hace más cosas, pero no puedo dejar de pensar en ese papel. Os agradecería una respuesta. Un saludo.

    Me gusta

    • Hola Patricia! En primer lugar, felicidades a tu peque! Comprendo que estés angustiada, ya que una sospecha de este tipo por parte de un profesional siempre causa miedo. Sin embargo, tal y como te lo han planteado, si lo analizas bien, realmente no te están diciendo nada. Únicamente no quieren pillarse los dedos. Dicen que tu hija tiene “características compatibles con TEA”, pero pueden ser compatibles con TEA o compatibles con otras muchas cosas, como por ejemplo, con la inmadurez. Hay muchos rasgos que pueden ser tanto síntomas de TEA como de inmadurez (de este tema tienes muchos ejemplos aquí: https://dejemoslescrecer.wordpress.com/2016/02/01/los-10-rasgos-de-inmadurez-mas-confundidos-con-sintomas-de-autismo/), y, por lo general, en niños tan pequeños son más bien de lo segundo. Stephen Camarata ya comentaba que la sed es un síntoma que puede ser “compatible” con la diabetes, pero que también puede indicar deshidratación y otras patologías, o no indicar absolutamente nada anómalo (artículo completo aquí: https://dejemoslescrecer.wordpress.com/2015/05/12/cinco-minutos-con-stephen-camarata/). Al decirte que tu hija tiene síntomas “compatibles con TEA”, lo que hacen es no mojarse, decirte que “puede ser que sí, puede ser que no”, y así, pase lo que pase, evitan equivocarse. Evidentemente, es una frase que les es más de utilidad a ellos que a ti, ya que a ti lo único que te causa es preocupación, una preocupación que en realidad es innecesaria, ya que, por lo que cuentas, tu hija se desarrolla a su ritmo y no sería de extrañar que presente bastantes síntomas de inmadurez.
      Como ya sabes, el documento no es oficial y no tienes por qué presentarlo en ningún sitio. Yo de ti no lo haría, ya que realmente no dice nada, y lo único que puede hacer es poner a tu hija en el camino de una etiqueta, muy probablemente innecesaria, y más si todos los demás profesionales que la han visto dicen que avanza estupendamente. Seguramente será lo que dice su padre, que va a su ritmo, pero nada más. Intenta no agobiarte y disfruta de tu niña. No dejes que os amarguen el cumpleaños, ni el placer de disfrutar de su primera infancia.

      Un abrazo y mucho ánimo.

      Me gusta

      • Muchísimas gracias por tu trabajo, y por haberme contestado. Estáis ayudando a mucha gente que, como yo, tenemos una situación que genera mucha angustia, y por desgracia hay personas que por unos intereses determinados, no piensan en el daño innecesario que pueden hacer a las familias. Tu carta es conmovedora y maravillosa. Ojalá hubiera más gente como tú. Os seguiré contando cómo va avanzando mi hija. Un abrazo enorme.

        Le gusta a 1 persona

  19. Perdón, se me olvido comentar que unos días antes de ir a Salamanca nos repitieron el m-chat y la psiquiatra nos dijo que ahora ya era perfecto, y que el caso de mi hija era un falso positivo. A los 5 días vamos allí y (estando ella delante) nos sueltan la bomba de que mi hija es compatible con un TEA. Os podéis imaginar cómo salí de alli…. Gracias y un saludo

    Me gusta

  20. Soy una madre de una niña de 26 meses. La sometí a evaluación a los 19. Caso error. No señalaba, no respondía a su nombre (no lo hacía cuando no le interesaba), no quería comer sólido, no presentaba angustia de separación, no decía ni una palabra, pero sí que jugaba con nosotros y era superexpresiva para todo.
    El caso es que mi hija tenía días en que todo parecía autismo y otros en que parecía todo lo opuesto al autismo. A los 19 meses me dijeron que sospechaban de TEA, el mundo se nos cayó encima. Empezamos en atención temprana, hasta a una asociación de autismo la llevamos. Mi hija a los 20 meses arrancó, despegó no con papá y mamá, me nombró en un día todas las formas geométricas, reconocía y nombraba todos los colores, los números hasta el 50, todas las letras del abecedario y los planetas, sí los planetas. Yo alucinando pero ya estaba dentro del sistema. Todo lo consideraron algo en su contra!! Algo negativo!! Hoy por hoy tiene 26 meses y he empezado a llevarla a la guarde, juega con otros niños, tiene juego simbólico, canta, baila, pero hay normas que no quiere seguir, su profesora todo lo ve normal. El caso es que yo metí a mi hija en ese sistema y no soy valiente quiero quitarla porque una madre sabe cuando algo va mal y cuando algo pero cuando me dicen que puede necesitar apoyos etc… se me cae el mundo encima. Y luego pienso: ¿qué apoyos a una niña que cuenta hasta el 50 y se sabe el abecedario ya de memoria a los 26 meses? Además de otros muchos conceptos, pero es que no hace frases aún y eso también es señal de alarma. Toooodo es señal de alarma. Supongo que terminaremos este curso en atención temprAna y firmaré el alta, porque no quiero etiquetas en mi hija, te puedes imaginar el infierno que hemos pasado, y los meses de la vida de mi hija tan bonitos que me he perdido.

    Me gusta

  21. Me a emocionado mucho tu carta,yo soy una madre de una niña de 27 meses a la que le acaban de diagnosticar TEA, la verdad que yo no estoy muy de acuerdo con el diagnóstico,se que ella va más lenta que un niño de su edad pero ¿tanto para un TEA¿. Ella no habla apenas(la operaron hace un mes de los oídos porque los tenía lleno de mocos),no señala,aletea,juega mucho con sus manos y no tiene juegos sociales, pero le gusta jugar con los niños,te mira a los ojos, obedece órdenes,reconoce animales,le encanta las canciones, y desde que la operaron está empezando a decir palabras.La verdad que lo estoy pasando bastante mal porque veo a mi hija que es una niña feliz y pienso que lo mismo no estoy confiando mucho en ella, que no la estoy dejando crecer pero a la vez pienso que que malo tiene que le enseñen a jugar y a expresarse,lo único que espero es que cambie el diagnóstico.

    Me gusta

  22. Hola!!!! Gracias por escribir tu historia, Yo vivi exactamente lo mismo que tu y tu hijo y aunque si logran hacerte dudar, yo al igual que tu siempre confié en mi hijo. Yo si hice (por fuera de su escuela) una evaluación y mi hijo solo iba levemente atrasado en su madurez, sin embargo fue una lucha constante con su maestra y con su escuela en ese momento. Hicimos cambio de escuela y mi hijo es otro y va igual o mejor que sus compraneros. Su atraso anterior fue debido a l MIEDO que le tenia a su maestra…..es triste confiar en que los maestros y tutores deben estar preparados y sobre todo se sensibles a los ninos y encontrar que en la realidad hay maestros que le hacen dano a nuestros hijos.

    Me gusta

  23. Siento mucho alivio al leer esta carta. Cada palabra parece hablar de mi hijo y de las situaciones que hemos vivido. En otro tiempo, en otro lugar, con otro niño, otra madre y otro padre, la situación es la misma. Mi hijo sí fue evaluado por los mismos síntomas y su desarrollo dio por debajo del mínimo. La neurólogo nos calmó con la frase “sólo necesita tiempo”. Y así es, su desarrollo va más lento pero seguro.

    Me gusta

  24. Buenas, es la primera vez que escribo en un foro, gracias por crear esta página la verdad es que ha sido un rayo de esperanza para mí, intentaré resumir mi caso. Mi hija tiene 3 años, este año fue la primera vez que comenzaba al cole, siempre estuvo conmigo ya que trabajaba de tarde y no tenía necesidad de llevarla a guardería y disfrutaba con ella (pese a insistencias en la familia que me decían que hacía mal por no llevarla al aula de 2 años).Mi hija siempre ha sido muy alegre canta, baila, juega mucho (con muñecos y con cualquier cosa) le encantan los cuentos etc..Pero es poco sociable en el parque juega a su bola y no hacía caso de niños, no le dí importancia porque su padre y yo siempre fuimos muy tímidos y ya se relacionaría pensé…. Comienza al cole( no le hacen adaptación “ya que eran muy pocos nuevos y si alguno lo necesita la harian solo para ese niño”) Jamas hubo intención, se quedaba llorando y gritando las 3 horas que se quedaba en clase, era una tortura para mi dejarla (encima estaba embarazada de casi 9 meses). a finales de septiembre la profesora sin mucho tacto me dice que “no ha visto cosa igual en su vida de maestra” y me trasmite que la niña “molesta y no le deja dar clase”.Me remiten a la orientadora, y me recuerda a lo que comentabas (yo con un recien nacido alli contestado casi a 2 horas de preguntas sobre la niña) cosas que nunca me habia planteado, me doy cuenta que mucho es “culpa mia” porque no se baja sola la ropa al ir al baño (acababa hacía solo unos meses de controlar el pis y caca) no se sentaba a hacer fichas,no se ataba botones, jugaba sola al lado de otros niños y cosas así que me hicieron sentirme como que no la había enseñado bien, por Dios si es muy pequeña ya aprenderá pensaba yo! Me hacen un informe que da risa y ponen Trastorno general del desarrollo pero me explican que es “por darle un nombre”. Mientras mi pediatra se niega a andarme a pruebas “porque si todos nos hicieramos pruebas echariamos abajo el sistema sanitario y él no la veia nada” Me cambio de pediatra y me mandan a salud mental que tenemos cita el 28 de febrero y alli la valorarán, no sé si hago bien y a veces dudo si llevarla…
    De octubre a enero la llevo a una psiciologa que me habla del posible trastorno del espectro autista pero no me asegura nada y ALUCINA como avanza. También contacto con una asociacion de autismo y SIN VERLA por lo que le digo del cole me dice “que es Asperger” me voy de alli hundida y eso si de cuotas y demás si que nos habla…no volvimos por alli porque despúes de pensar dije ” pero si ni la han visto que diagnostico es ese???”
    En todo este tiempo la niña se acostumbra a ir al cole y va feliz! Tiene hasta alguna amiguita que van de la mano, se sienta y poco a poco hace las cosas, en casa se desviste pone la mesa, se ata los botones y cada día esta mejor y yo confío en que necesita su tiempo. Lo que la queda hacer es que le cuesta responder cuando la preguntas pero tiene muchisimo vocabularío.
    Muchas gracias. Un abrazo.

    Me gusta

  25. Hola. Tengo buenas noticias. A mi niño, de cuatro años y medio, le han descartado tea definitivamente y han ratificado el tel q tenía disgnosticado. Ka verdad es q nos hemos encontrado muy buenos profesionales q nunca dudaron. No así su profesora, q lleva dos años viéndole tea x una serie d rasgos ni siquiera de los importantes. Os digo las cosas q ha hecho extrañas en algún momento de su vida. Ahora mismo solo su deficiente socialización con sus iguales (no tiene problemas en casa, familia y niños muy cercanos), a veces actitudes inapropiadas con estos, expresión y comprensión bastante afectadas, hiperlexia, memoria fotográfica, control absoluto de fechas y precocidad en cálculo y dispersión. Además, poca espontaneidad y juego simbólico menos desarrollado de lo esperable para su edad y meter en la boca/morder lo q tenga en la mano) Insisto, he encontrado Buenos especialistas (unidad atención temprana universidad, ss, dos neuropediatras (uno d los mejores de España entre ellos), logopeda y foniatra. Todos nos dijeron q era un tel. Pero la profesora solo se fijaba en lo anterior q os conté (y eso q no lo vio contar series d todo cuando tenía dos años) o asustarse por los fuegos artificiales…
    Pues bien, ante la insistencia fuimos a una asociación tea y después de una evaluación exhaustiva de varios días, infinitos test y vídeos nos han confirmado lo q ya sabíamos para decepción del ego d su profesora.
    La conclusión a la q todos han llegado es q hay muchas cosas q descartan tea, dando igual aquellos rasgos coincidentes. Un tea es un mínimo de rasgos cuali y cuantitativamente hablando.
    Estamos felices y animados s seguir trabajando con él y sus dificultades sabiendo q todo, principalmente su capacidad cognitiva elevada, lo va a ayudar.
    Ánimo a todos

    Me gusta

    • Gracias por responder Vanesa!! Mi hijo también se mete cosas a la boca. De hecho yo creo q le encanta al profesor que lo haga , asi lo anota en el parte. Mi hijo hace eso desde que está en el colegio, antes no lo hacia. Muchas veces esas actitudes son de la propia frustración por no poder expresarse, asi como el no saber relacionarse con los demás. A mi me da mucha penica el crio. Mi padre dice que el crio sale del cole a veces tristón. Tu imagínate lo que debe ser estar en un país donde no te entienden o no sabes como expresarte, y tu profesor en vez de ayudarte está poniendo histéricos a tus padres y a ti mismo. La psicóloga nos ha dicho 1000 veces, estaros tranquilos, si lo estais el crio mejorará sino puede ser peor para el. Con todas estas cosas te das cuenta de cuantas malas personas hay en el mundo. Yo no me dedico a la enseñanza pero nunca haría esto si fuera maestra, yo no soy quien para jugar a ser medico/psicólogo clínico y todo por mi propio interés.

      Saludos

      Me gusta

    • Mi hijo de 3 hace muchas de esas cosas, especialmente llamativo lo de meterse cosas en la boca o morderse los dedos, manos, ropa… este verano nos dimos cuenta que dejo de hacerlo, y desde que empezó el curso, vuelta otra vez. Estamos seguros que es por ansiedad y frustracion, igual que el resto de comportamientos. En nuestro caso es retraso expresivo por hipoacusia, le han operado del moco de los oidos hqce poco y ha mejorado increiblemente su pronunciacion. Aun asi va “mas lento” en lenguaje, socializacion… asi como siempre ha ido muy avanzado en motricidad, sobre todo la gruesa.
      Creo que el principal problema de los profesores, orientadores y opinologos es que parece que no tienen en cuenta las cosas que si hacen “bien” nuestros hijos y que descartarian muchos teas (juego apropiado, sonrisa social, atencion conjunta, intención comunicativa…).

      Me gusta

  26. Hola a todos. Una esperanza encontrar esta página y dejar atrás las que sólo alarman. Ver las dos caras de la realidad, la que sí y la que no. Mi hijo de 30 meses no habla aún. Al ver que él no avanzaba como el resto dde compañeros de la guarde lo lleve a atención temprana en octubre. En estos cuatro meses ha avanzado muchísimo. En octubre también fuimos a la primera visita de la neuropediatra, nos dijo que un diagnóstico tan pequeño y sin estudiarlo no lo daría. La segunda visita fue a primeros de este mes. No llegue a sentarme en la silla cuñado solo me preguntó si hablaba y ya me dijo que era un trastorno del neurodesarrollo, sugestivo de tea. Así sin más. No me preguntó nada incluso el test que me dio en la primera cita, en el cual había preguntas que no hacía pero que ahora sí, me las tachó, rectificandolas a que no. Yo me quedé perpejla. Ni me preguntó por el otorrino que me mandó ella, ni por la guarde ni por atención temprana y salí con un diagnóstico escrito. La orientadora fue a la guarde a verlo un par de horas y me dice que es hipersensible al ruido, cosa que es mentira. Y me insinúa que es autismo. Imagino que con el informe de la neuro que le di… en eso se basó. En la guardería nunca, desde hace año y medio me han alertado de nada, únicamente que va más lento que el resto y que no habla. Llevo unos días sin ganas de nada. Siento que no me escuchan, que el testimonio de los padres es nulo para algunos profesionales. No importa lo que yo cuente… ni lo que hace en casa o con nosotros. Solo lo que ven en diez minutos como la neuróloga, a quien puede reclamación, me llamó y ni tenía idea de que me había dado un informe con un diagnóstico. Muy fuerte. Sé que mi hijo avanza, despacio pero avanza. Pero que te digan que ni va a ser inteligente, que tiene autismo y que me ve como un mueble… creo que eso sobra. Habrá que ir viendo cómo se desarrolla, supongo. A veces estoy hundida, todo el santo día observándolo. Obsesionada. Y otros veo caro que mi hijo solo sufre un retraso de su madurez. Gracias.

    Me gusta

    • Hola Ane,
      siento por lo que estáis pasando. En primer lugar, que no hable a los 30 meses, NO implica necesariamente TEA. Si puedes lee el libro de Camarata sobre Late-talkers. No he entendido bien si has puesto una reclamación a la neuropediatra, si es que sí, bien, porque la forma de atender y lo del diagnóstico en 1 minuto es aberrante, aunque me huelo que cubrirán…, y por si llegado el caso tuviera que llegar a mayores, mejor que en su momento ya reclamarais. Lo ideal sería que buscarais a un buen profesional (en otra respuesta he puesto las preguntas que deben ser realizadas previas a la visita, por saber a quien encomendamos al niño, sugeridas por Camarata). Los médicos no son dioses, se pueden equivocar, y lo hacen en esto y en otras cosas que son incluso muy objetivas. Por ello, es fundamental buscar buenos profesionales, sino lo son, no dejéis que evaluen al niño.
      Si no estás de acuerdo con lo que ha puesto la neuropediatra, y tú misma piensas que lo ha hecho a la ligera, yo no estaría enseñando, ni mentando, ese informe a nadie. Como en todo, las informaciones falsas se esparcen fácilmente y se queda algo, luego las verdades a veces se escuchan y otras no. La orientadora no es médico, así que si os da cualquier diagnóstico es delito.
      Un abrazo y suerte

      Me gusta

    • Lo primero, disfruta de tu hijo, no dejes que nadie te robe estos preciosos meses o años, que ya nunca volverán.
      Lo segundo, no aceptar nunca un diagnostico dudoso, ya sea porque lo ha hecho alguien no autorizado o cuando no se han hecho las pruebas y observaciones oportunas, tanto en cantidad como en calidad. ¿Se han molestado si quiera en evaluarle con pruebas especificas como el ADOS y similares? Y aun asi, este tipo de pruebas tampoco son definitivas, ya que la interpretacion de los resultados depende de muchos factores. Y menos cuando estamos hablando de niños tan pequeños.
      Y si, hay niños que empiezan a hablar mas tarde, incluso con 3 o 4 años y años despues se ponen a la altura de sus pares en desarrollo del lenguaje. Bastantes mas de los que pensamos.

      Me gusta

  27. Hola,necesito ayuda.Creo que voy a caer en una depresión.No veo salida.
    Mi hijo tiene 29 meses.
    Ha comenzado hace 5 meses la guardería.
    Desde allí,nos comentaron que en algunas cosas,iba por detrás de sus compañeros.Le hicimos un estudio neurológico completo,que incluye,pruebas psicológicas y logopédicas y nos indican que se trata de un retraso madurativo,que necesita estimulación.
    Nos ponemos manos a la obra,y al visitar al equipo de atención temprana nos indican que presenta TEA leve.
    Mi mundo desde aquel día,es una tortura.
    Soy muy aprensiva,y estoy absolutamente destrozada.
    El neurólogo insiste que no se puede hablar de TEA tan pequeño.
    Y que muchos síntomas son comunes al R.madurativo.
    Pero la duda ya está ahí.
    Estoy destrozada.
    Ayúdenme.
    Gracias.

    Me gusta

    • Buenos días, Vero. Ante todo, no te hundas, no dejes que esto pueda contigo. Tu neurólogo tiene razón, tu hijo es muy pequeño para hablar de TEA. Recuerda que casi un 40% de los niños diagnosticados con TEA a los 2 años ya no mantiene el diagnóstico a los 4 años, según un estudio de 2007 (y ahora, con la moda imperante de diagnosticar TEA a la primera de cambio, seguramente el porcentaje sería mayor). Como habrás leído, mi hijo también iba muy por detrás de sus compañeros, no sólo con 2 años, sino también con 3, y finalmente pudo ponerse al nivel. Hay muchos factores que pueden contribuir a que el desarrollo sea más lento en algunas áreas, sin que necesariamente se trate de un trastorno permanente.

      Sin embargo, lo más importante es que tú te encuentres bien, ya que tu estado de ánimo va a influir mucho en la percepción que tengas sobre tu hijo. Te recomendaría que te unas al grupo de whatsapp que abrieron un grupo de madres que llegaron a esta página, ahora hay ahí casi una treintena de madres en una situación similar a la tuya, y así puedes ver que no estás sola, y que normalmente los equipos de Atención Temprana son mucho más duros que los neuropediatras y ejercen mucha más presión sobre las familias (quizá para asegurarse el mantenimiento de las terapias). Si quieres unirte, sólo tienes que escribir un correo a pew7484@gmail.com

      Saludos y mucho ánimo!!

      Me gusta

  28. Buenos dias!
    Como os comentaba hace unos días el colegio mandó una evaluación de nuestro hijo x el equipo especifico, al negarnos, nos han contestado que han dado parte a la inspección educativa.Hemos ido corriendo a otro colegio para cambiarlo, ahora el problema es que nos dejen hacerlo y que consecuencias va a tener esto.. Cuando fuimos a la consejeria a preguntar x el cambio, nos dicen que no vale de NADA el diagnóstico de orientadores, psicólogos clínicos sólo en equipo especifico.Estamos alucinando .. hasta que punto puede llegar esto, de verdad q no lo entendemos.. Fijaros si somos tontos q hace meses dijimos aunq sabemos que el crio no tiene res firmamos los papeles. ..El director nos dijo que no que le diéramos nuestros informes con retraso del lenguaje.Cuando fuimos a darselos nos dijo q no corría prisa y un sábado m levanto con la noticia de la cita con el equipo especifico 2 dias después.Esto es una locura! Es la peor pesadilla q he vivido en mi vida.Y si se lo comentas a un abogado te contesta… que ante todo es la protección del menor.. Pero que protección?? Simás q sus padres nadie quiere q avance.. pero claro con apoyos a su problema concreto…No a uno q se han inventado y que según la pscologa no cumple ningún criterio ni de lejos… Os cuento nuestra historia pq mirar hasta q punto pueden llegar los colegios para quitarse a un niño de encima…

    Me gusta

    • Bunos días Rafael,
      primero puedes pedir la baja del colegio (desescolarizarlo), y ya buscarás otro colegio, hasta los 6 años no es obligatorio escolarizarlo. ¿No teníais otro que sí lo quería? Por supuesto que os dejarán hacerlo, ellos piensan en ellos mismos, no en el bien del niño, si el otro colegio lo quiere, no habrá pegas.
      Segundo, las administraciones educativas NO cuentan con médicos, NO pueden diagnosticar nada, pero ¿lo permiten? En mi caso sí (le pusieron algo de risa, no acorde con su edad), y no es el único. Van a tapar al colegio, no confíes en la inspección, habría que ir a juzgado (luchar contra la administración) o a los medios de comunicación, o si conoces a alguien de muy arriba en la consejería….
      Sácadlo de ese colegio ya, no van a ayudar al niño y encima le van a complicar su vida y la vuestra, NO conviene.
      Un abrazo

      Me gusta

  29. Gracias otra mama!!
    Me siento tremendamente triste de ver en lo que se han convertido los colegios!! Ya no por el daño que se le hace a los padres, sino por el propio niño. Tengo que someterlo a una evaluación con personas adultas que el ni conoce , donde se va a poner super nervioso (hay que tener en cuenta que cuando hay un retraso del lenguaje hay muchas cosas que no entienden).En el nuevo colegio me comentaban pq no había dejado que le hicieran la evaluación. Primero pq no creo en la objetividad de la prueba y 2º pq tenemos claro “que es lo que tiene mi hijo”. En el otro cole no paraban de preguntarme… pero se relaciona con el resto? Los busca?? Pues mira no. Le gusta jugar solo, lo ha hecho siempre asi, no ha tenido primos , ni hermanos (ahora uno pequeño). Estas dudas siempre se las he preguntado a la psicóloga que lo ve y siempre me ha contestado lo mismo. No juega con niños y q? Si no sabe hablar!! Ahora entiendo muchas madres que han decidido meter a sus hijos a escuelas libres!! Por lo menos disfrutan de esta etapa de sus hijos. Cosa que a nosotros no nos dejan hacer…
    Vivimos en un mundo de cenutrios en los que miramos con lupa a los niños. Y no te niego que no me da pánico cambiarlo también de colegio y que empiecen a dar follón. Pq resulta que ahora todo el mundo, las profesoras, los orientadores , hasta la vecina del 5º diagnostica!!! Ahh q el crio no para, a ver si va a ser “hiperactivo”….
    De vergüenza!!
    Gracias x los animos.

    Me gusta

    • De nada Rafael:-) Cuidado por si quieren deshacerse enviando a aula segregada (en cada comunidad tienen un nombre, pero son unidades especiales).
      Camarata explica en su libro que los late-talkers no son “demasiado elegidos” entre sus compañeros para jugar (falta también ver si favorecen eso en el colegio, o acaba marginado). Seguramente tu hijo estará más a gusto con niños 4-5 años mayores, con quien esté más confiado.
      Ánimo!

      Me gusta

    • me e perdio un poco….
      os negasteis al diagnostico que os dieron por parte del colegio no? y por eso esta dando parte el propio colegio a inspeccion educativa?
      te pregunto porque a mi hijo, no escolarizao aun…. le han dado un diagnostico de tea tipo 2, del que nosotros sus padres no estamos de acuerdo pero para nada, se han pasao 3 pueblos vamos…..

      yo hablo desde mi punto de vista… pero creo que estamos ante un lavao de cerebro de unos trastornos que han metio muchos sintomas normales de toda la vida….. de la infancia y de chicos, porque a parte de lo que dicen yo tambien lo e visto y los chicos van mas a su bola que las chicas y aprenden mas tarde todo, siempre hay excepciones ….ojo! hay mucha gente que lo acepta todo tal cual y lo peor que claro que con esos sintomas… resulta que algun padre o madre resultara que tambien es diagnosticao……en fin, esto es un disparate….

      yo al principio no tenia ni idea de nada, y me veia en la misma presion e infierno de todo esto…..pero me e ido informando y al leeros a todos los que aportais tambien vuestras experiencias me han ayudao a entender que todo esto esta exagerao….el autismo existe, pero me parece muy fuerte que ahora haya tipos y que encima sintomas tan tontos….. que nuestros padres abuelos madres…tipos, tambien hacian y ahora son personas normales y corrientes, y no etiquetas que quieren poner a la ligera, para que…? para crear mas empleo y mas consultas de todo tipo

      Me gusta

      • En realidad, hasta el síndrome de Asperger es raro. Se ha vuelto una moda porque su descubridor lo veía más como una manera de ser y algo de buen pronóstico (que lo es, a diferencia de la esquizofrenia con la que suelen diagnosticarles): podían estar al menos parcialmente integrados en la sociedad (generalmente no se casan) siempre y cuando se les diera la oportunidad de dedicarse a su campo de interés.

        Lo que no mencionan los medios (que insisten en asociarlo al Sheldon Cooper) son los demás síntomas de los que había hablado Hans Asperger: las continuas burlas que recibían, las estereotipias motoras, las hipersensibilidades sensoriales que hace que sean muy selectivos al comer y descuiden la higiene, la tendencia primaria a comportarse como si estuvieran solos y a hacer cosas que, de no habérselo enseñado alguien (hay que enseñarles todo a ni vel social) causen mala impresión; la angustia de separación de los padres; la extrema dependencia (al menos de niños) hasta para que les aten los zapatos y les sirvan la comida; las obsesiones temáticas que hacen que puedan saber todo acerca de algún tema que objetivamente no les sirve mucho y en cambio descuiden los estudios y no presten mucha atención a nada que no les interese; los diagnósticos de psicosis cuando caían en manos de alguien de tendencia “bleuleriana”…

        Hoy en día mucho de lo que se promociona como “asperger” es solo un fenotipo (los padres que “un día descubren” que son “aspies”); otros parecen tener trastorno de aprendizaje no verbal (hablan de problemas para orientarse en el espacio y alguna “habilidad especial” como hiperlexia que en sí mismos no son características ni definitorias de ningún tipo de autismo, y muchos de ellos se casan y mantienen trabajos)

        Me gusta

  30. Bueno os resumo el desastre final..Fuimos ayer a hablar con el director para irnos a otro cole y la respuesta que nos dió fue fria y distante. Hace unos meses con haber firmado un papel hubiera bastado ahora dicen que como ellos creen q es autismo por eso han llamado al equipo especifico. Tu crees q m voy a creer la objetividad de esa prueba??? PUES NO. Se puso en plan q no quería q nos fueramos que le tienen cariño al niño, pero q su responsabilidad es hacer eso.que ven cosas del tipo q el crio pega (ahí si q me encabroné, mi hijo no pega nada si hasta para eso es infantil). El resto lo hacen y no pasa nada pero el mio…Lo de siempre, esto es un modo de echar de un cole a un crio nervioso al q se le puede achacar un trastorno. Los habrá como el mio pero no se les puede achacar nada pq como hablan bien… UN ASCO

    Me gusta

    • Hola,
      registra por registro de entrada del colegio, la solicitud de baja del colegio. Si se niega llama a la policía y que acuda. ¿Cómo va a negarse a cursar la solicitud? Graba las conversaciones, para que luego no digan una cosa contraria a la que tú dices!
      Ánimo!!!

      Me gusta

    • Hola de nuevo,
      si hablas con inspección, graba también (no te fíes de ellos tampoco). Es legal hacerlo porque eres interlocutor. No sé porqué querrán alargarlo, pero no huele bien. Cuando nosotros pedimos la baja nos hicieron ir a firmar al cabo de unos días para “preparar los papeles”, y lo que nos encontramos fue un informe psicopedagógico (no autorizado ni siendo informados) que desconocíamos, de semanas anteriores…
      Consulta con un abogado ya. Lo mejor sería cursar todo con rapidez (ayer mejor que hoy) para no dejarles “inventarse” nada (en mi caso ya digo que lo hicieron, son delitos pero con la administración hemos topado).
      Como siento lo que os está pasando, y encima que intenten diagnosticar no médicos…
      Un abrazo

      Me gusta

  31. Hola!! Me he explicado mal. Si nos dejan irnos a otro sitio. Pero empezó en plan de que echarían de menos al crio y que veian algo mas q un simple retraso en el lenguaje… En fin que todo fue un desastre donde lo único q se dijo es q claro el crio pega (se limitaba a decir lo q había puesto en los partes el profesor). Ya sé pq hacia tantos partes, alucino.
    De bajon total estoy, pq entiendo q hoy nos ha tocado a nosotros pero mañana puede ser a otros que tengan a un niño q hable poco, movido, etc….
    Es de vergüenza!

    Me gusta

  32. Lo acabo de leer y parece que estas describiendo a mi hijo, hace semanas nos pidieron hacerle las pruebas por que segun puede ser un niño con autismo de “alto funcionamiento” tiene poco mas de 3 años yo tengo plena confianza que no es mas que inmadurez y que necesita tiempo, pero como su padre el dia que me dijeron lo que puede tener, desde ese dia no vivo en paz, he visto videos, leido y escuchado a gente que sabe de esto y muchos de los sintomas no coinciden con su comprtamiento, el basicamente esta atrasado en control de esfinteres (ya nos costo sacarlo del jardin de niños por la intolerancia de la maestra) y el habla ya que para su edad habla poco, entiende y se da a enterder no tiene problemas de audicion, por lo demas se desenvuelve como cualquier niño, juega y se acopla perfectamente con sus primos(as) decide que quiere comer, tomar o incluso que programa de TV ver, le gusta ir al cine y se emociona si hay accion o es empatico si un personaje que le gusta la pasa mal, inventa juegos con sus muñecos y me invita a tener rol en ellos yo confio en el y el que hayas compartido tu experiencia me da esperanza de que el caso de mi hijo es muy similar al del tuyo, GRACIAS por que ahora se que mi confianza no es sin fundamento.

    Saludos desde México

    Me gusta

      • Hola Jess, pues han sido meses de pruebas, platicas y terapias, para no hacerte el cuento largo acudimos al CRIVER que es como el CRIT pero de aca de Veracruz, desde las primeras platicas con los psicologos cada vez me convencia mas que el no tenia autismo (un particular fue el que lo prediagnostico) despues ya cuando le hicieron unas pruebas y observacion por fin lo descartaron completamente y resulto que tiene una inmadurez de apriximadamente de 6 meses respecto a su edad, lo cual segun nos dijeron con el tiempo desaparecera, sobre el habla ya va mejorando aun no esta como deberia pero con ejercicios se le estimula, el psicologo nos dijo que si se hubiera quedado en la escuela hablaria mucho mas pero debido al rechazo que la maestra sentia hacia el lo sacamos, hace unos dias se reincorporo al jardin de niños y todo bien, va contento dice que tiene amigos (en el parque ya socializa con niños que acaba de conocer) y las maestras dicen que tiene buena conducta (estan enteradas de lo que hemos pasado) y ofrecieron apoyarnos para que se ponga al dia, sobre el control de esfinteres ya ha avanzado muy bien ya ha empezado a usar la bacinica el solo y avisa, esta aprendiendo a bañarse solo y su comportamiento es de cualquier niño de casi 4 años, sus berrinches cuando los hay no son nada que no se pueda controlar hablando con el o incluso ya entiende con una mirada firme que no debe hacer eso, que te puedo decir despues de conocer niños con distinto tipo de autismo lo que le pasa o le paso a mi hijo puedo asegurar que no es nada, hoy tengo la seguridad que crecera de forma “normal” pero es importante informarse mucho y estar preparado (si es que eso es posible) para cualquier escenario, si tu hijo tiene sintomas parecidos al que presento el mio creo que tu diagnostico sera favorable y asi lo deseo de todo corazon, espero nuestra experiencia te ayude al menos un poco.

        P.d. El Psic. que lo prediagnostico lo hico en una consulta de a lo mucho un hora basado en mera observacion de comportamiento nada mas, pero como es un profesional en el area de autismo muy reconocido aca nos preocupamos aun mas, incluso en el CRIVER lo tienen en concepto de un experto en el tema (el no trabaja ahi) pero aun asi con mi hijo se equivoco y tengo las pruebas donde lo confirman y descartan asi que no te vayas con la primer opinion.

        Me gusta

  33. Un artículo que da sentido a este blog.

    http://www.saberuniversidad.es/malaga/autismo-terapia-logpedia-universidad-malaga-insercion-autonomia_0_1115289201.html

    En este artículo se dicen las cosas que se han repetido hasta la saciedad en este blog como:

    “Aunque todavía no se conoce con claridad el origen de la gama de problemas que se agrupan bajo este epígrafe el considerable avance que se ha producido en su diagnóstico ha doblado la cifra de casos en los últimos cinco años.”

    “Hay más casos porque se avanza en su detección. Hay más herramientas, más conocimiento, más información y los profesionales sanitarios y educativos están mejor preparados”

    Y digo yo: ¿Que hay de nosotros y nuestros hijos que en ese afán de avanzar en la detección del autismo son metidos dentro de la gama, y muy particularmente por el CAIT y el sistema educativo?

    Me gusta

  34. Hola a tod@s, leo ésta pag. desde hace mas o menos un año, al igual que todos cuando te alertan sobre que tu hij@ o hij@s están en riesgo o directamente tienen Tea buscas información por internet y tu vida se derrumba, hasta que un día apareces tu super mamá y todo da un giro, y respiras y vives y disfrutas de los tuyos. Mi historia es la siguiente:
    Tengo mellizos de dos años y media que nacieron prematuros (sietemesinos) ya de por si su desarrollo va algo mas lento, pues nos derivan a atención temprana y todo normal hasta que cuando contaban con año y medio mas o menos y al empezar logopedia nos hacen rellenar un test y así lo hicimos (un poco sin llegar a complicarnos) y saltaron las alarmas, Vuestos hijos corren riesgo Alto de TEA,…. y aquí empieza todo……
    Pasa el verano y con mucho altibajos por mi parte, uno de mis niños avanza a pasos agigantados y descartamos y descartan Tea pero el otro va lento muy lento, no señala, no mucho contacto ocular, no interacciona con sus semejantes ni con su hermano, en fin una serie de cosas que te hacen pensar que si, que porqué, si el no tiene culpa de nada, y a sentirte culpable…no duermes, no comes, tristeza…nudo en el estomago, cansancio, y siempre que me ocurría todo ésto me demostraba algo, venia y me abrazaba, me sonreía, algo me decía que no, que mi niño no le pasaba eso. Bueno ese mismo año empiezan la guarde y como no, con el estomago encogido de a ver que me dicen, pues genial¡¡ nos tocó una profe que la debo todo, y siempre la recordaremos en casa y eternamente agradecida. Así fue:
    En periodo de adaptación se percató que algo no iba bien, me preguntó si oía bien el niño¡¡ yo apurada la expliqué lo que pensaban de él, y ella me garantizó que NO¡¡ llevo mas de 30 año con niños pequeños y en centros de discapacitados y NO¡ el niño no oye bien¡¡ Bien pues vamos a revisar los oídos de los dos peques y así fue, OTITIS MUCOSA BILATERAL CON TIMPANOS ABOMBADOS Y RIESGO DE HIPOCAUSIA. Tratamiento y el niño empezó a escuchar y a conectar con el mundo, pero poco despues empezó a torcer un ojito, y le llevamos al oftalmólogo.HIPERMETROPÍA, 8 dioptrías en cada ojo¡¡¡¡ mi niño como iba a conectar si no oía y practicamente ve bultos¡¡ como puede el atender, comprender, entender, si no ve????
    Está empezando a hablar, a mirar, disfrutar, sonreir a todo, me busca, nos busca, nos sonríe, comparte sus emociones, experiencias con una sonrisa y una cara de asombro, nos dice mira¡¡ con una alegría, ha empezado a decir los colores, esto en 15 días que lleva gafas.
    No puedo estár mas agradecida a su profesora, por haber creído en mi hijo y por haberme dado esa paz y tranquilidad para poder disfrutarle como lo que es un niño, y a su guarde en general.
    Porque en su centro de atención temprana, hace cosa de un mes me digeron que tenía Tea, porque no prestaba atención y porque hacia cosas con los ojos,,,,,Mi recomendación es que antes de dar un pronostico que por favor orienten a los padres de que les hagan una revisión de VISTA Y OÍDOS, porque siendo así todo es mas facil.

    Me gusta

  35. Buenas noches me alegro muchisimo, que hayais salido de ese pozo negro, en el que muchos nos encontramos, queria preguntarte que finalmente era que tu hijo tenia un retraso madurativo? Que solo necesitaba tiempo para igualarse, a lo que se supone normal para niños de su edad?
    Tengo una hija de 2 años y 9 meses a la que me acaban de decir que tiene un retraso madurativo, pero que con ayuda puede ir mejorando todo, mi suegra no hace mas que repetirme que es la viva imagen de su padre, que hace exactamente las mismas cosas y que con el tiempo ira mejor, que solo que ahora miran todo con lupa y en aquel entonces no, mi marido no estudio pero por lo demas lleva una vida de lo mas normal, son tantas dudas y tanta angustia las que me invaden, que nose que pensar, gracias por escucharme un saludo

    Me gusta

  36. Buenos días!
    Ya hemos cambiado al niño de colegio y nos gustaría saber si nos pueden obligar a hacer otra orientación psicopedagógica en el nuevo colegio.
    Es que la gente habla x hablar y todo al final se comenta. Es alucinante pero resulta q la nueva orientadora de la comunidad es amiga de mi prima y le ha comentado el resultado del informe del cole anterior. Claro la gente ya se predispone a que el crio “tenga algo mas que un simple retraso en el lenguaje”.

    Gracias x vuestra ayuda

    Me gusta

      • Ya ves esta es la nueva moda.. sabes que fulanito de tal no habla casi con 4 años , algo le pasara? En fin, ayer la profe m dijo q no se centra que hace lo q le d la gana (eso ya lo sabia yo), aunque con nosotros la cosa ha cambiado el prueba y si no lo consigue mala suerte!! Pero claro que en el cole no para que no tiene atención, ..bla bla blA…(también es su forma de demostrar lo nervioso que esta) Ayer se lo dije a la psicóloga que lleva al crio y m dice q el prueba llamar la atención de sus compañeros, como no hay lenguaje… pero claro habrá que comentarlo con el departamento de orientación, que el crio es muy poco autónomo que necesita una persona con el. La verdad es q se q es poco autónomo, no quiere pintar, no le motiva hacer manualidades… ahora dejale un patin o una biclicleta ya veras como se motiva solo… En fin q yo voy a forzar a que vaya mi logopeda y psicóloga a ver si esto se arregla y saben llevar al crio . Pq vayamos donde vayamos se agobian con nuestro hijo. esto hace años se soluionaba con una supernanny ahora ya con otras cosas:(

        Estaria obligada a hacere otra orientación en el nuevo cole?
        Si ya se el diagnostico: retraso en el lenguaje y hace lo q le da la gana!!

        Que mas quieren ver??

        Me gusta

      • Hola,
        yo no soy abogada y no sé la legislación en Murcia (mira si hay algún protocolo o algo así en el boletín de la comunidad, no sé cómo se llamará), en cualquier caso, los orientadores escolares NO pueden legalmente diagnosticar nada, y para que haya necesidades especiales deben venir derivadas de alguna enfermedad/trastorno (¿piden el certificado médico de esto?, en mi caso no, diagnosticó una tontería la psicóloga del centro). Que menos que debieran informar y los padres consentir (el niño es demasiado pequeño para hacerlo), pero ya digo, que la ley es la ley, y la práctica … Tampoco debería dar datos confidenciales la amiga de tu prima y lo ha hecho, ¿no?
        Si puedes lee pág. 181 Camarata sobre “enseñar contenido frente a obediencia”, que parece que es lo que prima en los primeros años de enseñanza. Y la pág 180 sobre “los patrones de enseñanza”, cuáles son mejores para los late-talkers (aunque ya estén hablando): a los niños se les debería permitir seguir sus intereses, con el profesorado reaccionando ante estos intereses (¡enseñar!), en vez de constantemente hacer que los estudiantes se sienten quietos y callados a escuchar.
        Un problema fundamental son las ¡ratio! ¿Cómo una persona adulta puede a la vez llevar a 25 niños? Tengo la impresión de que en muchos casos se sigue la táctica militar, todos a hacer lo que yo diga cuando yo lo diga, y por ahí, muchos late-talkers, con su cabezonería, no lo tragan.
        Y en el libro de Camarata, en los centros de infantil, no parece que sean tan elevadas las ratio. Es una verdadera aberración, incluso 20 con una persona.
        Ánimo!
        PS: pintar no está entre lo preferido de mi hijo (ni en muchas otras personas altamente analíticas que conozco, entre las que me incluyo: para mí era y es un rollo, aburrido, nada estimulante intelectualmente, y las manualidades tampoco son mi fuerte), pero parece una actividad bastante “recurrida” en infantil a juzgar por las fichas de hijos de familiares.

        Me gusta

      • Buenas!
        Como esperábamos dura poco la alegría en la casa del pobre…Con el cambio de colegio viene una nueva orientación psicopedagógica. Con mejores formas, mejor trato al niño y a los padres pero al final lo mismo. Nos hemos enterado de forma extra oficial pero mañana nos lo dice de manera oficial la directora. De hecho, la orientadora de la comunidad ha insinuado q no pasa nada que hay un niño que le puso ella una etiqueta de Asperger y ahora el crio no es nada!! Y que pasa?? No pasa nada.. Los padres tan felices dos años después. Yo no quiero aceptar como es lógico, además se que van a alegar. Es x su bien, es para q aprenda!! Si le ponemos una persona que este con el…Yo no se que hacer ya! Se te acaban las fuerzas, de verdad. Hay momentos que mejor lo hubiera metido a una escuela libre, pero x el miedo a ir contracorriente no lo he hecho.
        Al final da igual donde vayas, todo es lo mismo. Niño movido que no se centra. Bueno el año pasado era autista, este año apunta a TDAH, el año que viene como decía dejemoslescrecer no será nada… X lo menos bajamos de intensidad. La profesora ha dicho que el problema (sobre todo la primera semana) era de atención pero que sin embargo con las canciones se queda embobado, se las aprende y luego m las canta a mi. A lo mejor a mi hijo entre sus intereses no esta escribir todavía, pero la gente no lo entiende.
        En fin, estoy hecha un lio. Ya la primera semana dijeron q lo hacia para q aprendiera, pero le habéis dado al niño oportunidad de adaptarse?? Ninguna, vamos a ponerle la etiquetica.
        Muchas gracias

        Me gusta

      • Hola,
        si podéis, hay otra posibilidad, que puede que sea lo mejor para vuestro hijo, porque tendrá una ratio 1:1, que sería desescolarizarlo (pedir la baja del colegio), y encargaros vosotros de su educación con los consejos de quienes lo llevan. Mientras sea menor de 6 años es legal. Una vez tenga los 6, ya lo escolarizais donde le vaya mejor a él. Por lo que comenta Camarata en su libro, aunque esté hablando, puede que funcione mejor, por su forma de ser, en colegios alternativos. Por lo que decías de tu hermano, a lo mejor no se le hubieran “cortado” las ganas de estudiar, si la forma de aprender hubiera sido diferente.
        Lo de la orientadora es tan lamentable: ella NO puede diagnosticar nada, y encima soltar bombas. Se aprovechan de que con la “alegría” de que no había nada, no les pasa factura, cuando lo que hacen son delitos, y no se sabe el daño que pueden causar en las relaciones, en el sufrimiento, etc.
        Un abrazo

        Me gusta

      • Gracias como siempre por responderme!! Te tengo de aliada en mis desahogos! Soy la mujer de Rafael la que escribe últimamente, pero para no cambiar de login y sepáis quienes somos escribo con el de el. Fue una opción que contemplamos, meterlo a escuela libre. Pero la gente te dice: es que es mejor que se centre y si luego lo llevas a primaria y esta descentrado y no sabe hacer nada?? Al final te dejas llevar….No se lo que es mejor para el.
        Yo lo único q quiero es estar tranquila, disfrutar de mis hijos y no cogerle mania al colegio. Al final es lo q me pasa en todos lados, empezamos muy bien, buenas palabras. Pero si tiene 1 profesora para el solo aprenderá mas o no?? El tiene que aprender que tiene q hacer lo de los demás y si no le gusta pintar tampoco lo veo tan catastrófico la verdad…Nadie conoce a mi hijo, muchas veces me hacen dudar… Pero yo se como se comporta cuando no conoce a la gente se pone histérico. La primera semana se subia por las paredes, lo se!! Pero quien no estaría asi si te dejan en un cole nuevo y no tienes el lenguaje suficiente para expresarte! La segunda semana la cosa cambió dicho por la profesora que ya se portaba mejor y ahora resulta q necesita una persona junto a el para que aprenda?? De verdad es que alucino… Pq yo trabajo ahora mismo sino hacia como este verano y estaría en casa conmigo en casa….
        Muchas gracias

        Saludos

        Me gusta

      • Hola,
        también se pueden decir las cosas claras, pero no tengo claro que sea lo mejor para el niño y vosotros. Se le puede leer a la orientadora, el art. 403 del código penal, modificado en https://www.boe.es/boe/dias/2015/03/31/pdfs/BOE-A-2015-3439.pdf (sobre intrusismo profesional). Y LEY 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, en su artículo 6.2 a: corresponde a los licenciados en Medicina los diagnósticos y tratamientos.
        En el punto 6.3 se dice: “Son, también, profesionales sanitarios de nivel Licenciado quienes se encuentren en posesión de un título oficial de especialista en Ciencias de la Salud establecido, conforme a lo previsto en el artículo 19.1 de esta ley, para psicólogos, químicos, biólogos, bioquímicos u otros licenciados universitarios no incluidos en el número anterior. Estos profesionales desarrollarán las funciones que correspondan a su respectiva titulación, dentro del marco general establecido en el artículo 16.3 de esta ley”. REAL DECRETO 2490/1998, de 20 de noviembre, por el que se crea y regula el título oficial de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica. Son los psicólogos formados en el Sistema Nacional de Salud durante cuatro años por medio del sistema de psicólogo interno residente (PIR), según el programa de formación establecido en la Orden SAS/1620/2009, de 2 de junio, por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Psicología Clínica. ORDEN SCO/1741/2006, de 29 de mayo, por la que se modifican los anexos del Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre: se define al psicólogo clínico como al especialista “responsable de realizar el diagnóstico, evaluación, tratamiento y rehabilitación de los trastornos mentales, emocionales, relacionales y del comportamiento.
        Un abrazo

        Me gusta

      • Otra mama!! Eres una máquina!!! 😉 Hoy tenemos la reunión. A ver que nos dicen…Todo de buenas formas, pero sé lo que me van a decir!! Yo voy a estar tranquila y diré lo que pienso. Si realmente conocieran a mi hijo, verían como avanza…Este fin de semana incluso estando malo, estuvo jugando conmigo 40 min (el año pasado ni se sentaba en la silla), a las cosas que le gustan a el…plastilina, encajables de los de aro (los vende ikea), una manzana con un gusano que encaja en sus agujeros, le gusta y se concentra!! Ahora…no lo hagas pintar!! coge el lápiz mira al techo y hace 2 garabatos!! Eso es patológico?? Se ve q si… Mi hijo pequeño tiene 17 meses y se cabrea si no le das el bolígrafo y pinta!! Parece que ese va a estar “mas adaptado” al sistema.. Menos mal, un calentamiento menos de cabeza!!
        A seguir luchando, esto no acaba!!!
        Saludos

        Me gusta

      • Ya hemos vuelto de la reunión y como nos esperábamos ha sido de las buenas! Cuando empiezan diciéndote que confiemos en ellas ya me ha dado miedo. Primero que la logopeda y la psicóloga que lo tratan son muy jóvenes y les falta experiencia, que ella lo vio y su mirada no conectó con la de mi hijo. Que hay que saber pq anda de puntillas (cuando minutos antes su profesora nos ha dicho que seria por el tacatá y no gatear), pq no se relaciona con niños (cuando ella misma nos dijo que su hijo que no hablaba hasta q no lo hizo tampoco quería cuentas con ningún niño). En fin, que es su responsabilidad pq claro nosotros somos unos padres preocupados pero hay padres q no lo hacen y es su responsabilidad darle un tratamiento adecuado al niño. Hemos flipado en colores!! Era de esperar… hay un informe en la consejería al que ellas tienen acceso, hay unas funcionarias hablando (cosa que no se si es muy legal)…..
        A nosotros no nos preocupan realmente las ayudas: logopeda, pt sinceramente me dan igual. Lo q no quiero es volver a lo mismo por dios!! Otra vez miro a mi hijo con ojos de y si … tienen razón!!
        Como se nota q ellos no lo conocen y en 4 días ya hablan como si lo conocieran. Mi hijo necesita cariño , tranquilidad y madurar!! Lo que si se que no necesita es nuevas evaluaciones.
        Aquí seguimos, como dice mi padre cuando el crio hable se quitaran los problemas pero mientras es un sinvivir….

        Me gusta

      • Hola,
        siento el mal rato. Pero si no son ni personal sanitario!!! ¿Cómo pueden criticar a profesionales sanitarios, por ser jóvenes??? En fin, en mi caso con el informe médico, me dijeron que “es que los médicos no saben” (¿qué, qué???).
        Mucho ánimo, un abrazo.
        PS: la forma de andar puede que sea una cuestión biomecánica simplemente… En el libro de Sowell, también se hablaba de cómo los late-talkers eran escrutizados al máximo, hasta por la forma de andar. Pues no hay quien anda o corre “raro” de adulto, sin ir más lejos nuestro presidente actual…

        Me gusta

      • Mañana volvemos a tener otra reunión con la orientadora de la comunidad y nos indicara los pasos a dar. ¿Qué otra cosa podemos hacer?. Vamos a recorrernos todos los coles de la región? Lo único que realmente me duele es que nos vendió todo muy bonito y al final van a hacer exactamente lo mismo que en el otro cole! A mi se m parte el alma pq me siento defraudada. Por lo menos en el otro cole tenia amigas y m llevaba bien con otros padres!! Para pasarlo mal….
        En fin esto es en la que se ha convertido la educación de este país , sus orientadores y los niños que no encajan en un perfil

        Me gusta

      • Hola,
        recordad grabar la conversación (es legal, si sois interlocutores), por si más adelante le conviene al niño como prueba. Esto es como las preferentes (sí, tranquilos, son seguras…, meec), etc., hasta que reviente y salga a la luz diagnósticos realizados por no médicos…
        Un abrazo

        Me gusta

      • Es verdad…..hay que hacer algo con etiquetar a los niños y no ser cierto….
        Pediatras de AP alertan de que se está “etiquetando” de trastornos mentales a niños menores de 6 años-http://amp.europapress.es/murcia/noticia-pediatras-ap-alertan-etiquetando-trastornos-mentales-ninos-menores-anos-20150205134403.html
        En este artículo lo explica muy bien

        Me gusta

      • La reunión de ayer fue buenísima! La de la comunidad y la del cole en un despacho diciendo que se habían puesto de acuerdo con nuestras logopeda y psicóloga en el diagnostico del crio (Perdona???, eso es mentira). Que el crio tiene estereotipias (ir de puntillas y hacer palmas mientras juega). Que no juega con otros niños y x el lenguaje… Que ellas no son psicólogas clínicas (pero la mia si) pero que tea es tea. Autismo no… Pero en ese espectro x ahí andará… que solo retraso madurativo no. Me rio x no llorar , pase de ellas pq ya no sabes q hacer…
        Saludos

        Me gusta

      • Hola,
        pensad lo primero en vuestro hijo. Dejando a un lado que ellas sin ser médico no pueden hacer ningún diagnóstico (es delito!, si lo habéis grabado podéis recordárselo si es que quereis seguir con la administración…), se le puede recordar indicando que entre sus funciones NO está diagnosticar ningún transtorno ni enfermedad. Además de todos esos diagnósticos gratuitos, que en realidad pueden ser muy caros para vuestro hijo, ¿qué han planteado para favorecer su aprendizaje y su habla? Ojo que pueden que estén intentando meterlo en aula específica.

        En un caso sobre acoso de la hija de una amiga, donde la dirección no movía un dedo, funcionó el mencionar que al día siguiente se mandaría a la prensa la prueba (el acosador fue traslado de centro, en fin, un parche), una posible idea si realmente queréis seguir ahí (diagnósticos por no médicos…). En cualquier caso, plantearos si realmente lo que le aportan las personas de ese colegio es beneficioso para el niño, o incluso puede ser perjudicial. Leed el libro de Camarata sobre late-talkers, explica esto muy bien. Aún hablando, es posible que su forma de ser y aprender, especialmente aún pequeño, no encaje en los moldes establecidos en las escuelas convencionales por el momento.
        Un abrazo

        Me gusta

    • Ayer fui a recoger el informe (aun no lo he abierto para no ponerme mala), y me dice: Como estas?? le contesto yo bien yo sigo teniendo un diagnostico de una psicóloga clínica desde hace año y medio. Ademas no se q le dije de q se había muerto mi tio … y m dice madre mia: tantas malas noticias juntas. Yo alucine!! Me dijo q había visto al crio muy afectado en el área social y del lenguaje (no conoce al crio de nada, lo ha observado 2 veces y no sabe ni lo q habla) y si con ella habla poco la verdad es q mejor. No se cuantas mentiras se habran inventado pero quieren q con eso vaya a salud mental.De hecho me decía ve con el informe y te darán el diagnostico. Y le digo y si dicen q no es Tea?? Se quedó blanca como diciendo con ese informe lo dice cualquiera. Ni van a mirar al crio…. Esta mañana he llamado al defensor del estudiante y me ha dicho q hay q acabar con esa idea de que ellos pueden decidir sobre nuestros hijos, los hijos son nuestros. No te pueden obligar y x supuesto yo puedo llevar y diagnosticar al niño con quien quiera, Me ha dicho medico (publico o privado) aunque yo tb he visto lo de psicólogo clínico que es nuestra psicóloga. También me ha dicho q si la consejería me dice que tiene q ser la seguridad social que me lo digan por escrito que ellos denuncian. Eso lo voy a hacer independientemente al caso de mi hijo, pq no puede ser que aquí en Murcia se salten las leyes a la torera.
      Pues ya no se que hacer con el crio lo q no quiero es marearlo pero parece q si no entro por el aro vamos a estar asi toda la vida. Es alucinante.

      Me gusta

      • Hola, como siento todo lo que cuentas, siento también la pérdida de tu tío.
        Si tiene tan “claro” lo que va a decir un médico, es porque lo habrá redactado para que así sea, ¿te ha dicho también el nombre del médico al que llevarlo???? Desde luego, qué pena, y además les pagamos.
        Cuando leais el informe, tranquilidad (aunque a mí hay párrafos que aún me resuenan en la cabeza por indignantes y falsos tras años), porque imagino que por lo visto habrán puesto lo que les haya dado la gana. En mi caso (que además realizaron el informe sin consentimiento ni informarnos, y saltándose el protocolo), además de mentir (pusieron lo contrario de lo que dijeron ellas mismas verbalmente sobre el niño, y grabé las conversaciones!), llegaron a plagiar, a copiar de sitios de internet! Con la ética de estas personas, no sería de extrañar que tuvieran hasta un “informe tipo” y lo emplearan indiscriminadamente con ciertas modificaciones. Lo peor es que estas personas vienen respaldadas por sus superiores….
        Esto no pasa solo en Murcia, nosotros no somos de esa comunidad. Miraré luego de buscar una tesis doctoral, creo que era en País Vasco, donde las PT (profesoras de pedagogía terapeútica) reconocían que había niños “con necesiades especiales” sin diagnóstico médico.
        Por si ayuda, no sé si se podría pedir a vuestra Consejería, por transparencia, cúantos niños tienen “necesiades especiales” sin el correspondiente diagnóstico médico, porque debería ser por una enfermedad o transtorno.
        Tened también en cuenta todo el desgaste que supone meterse en un proceso así, y que además estamos en un país donde los niños deben escolarizarse a los 6 años. Es una situación delicada.
        Un abrazo muy fuerte!
        PS: mirad también si existe un protocolo a seguir en vuestra comunidad sobre la redacción del informe, en nuestro caso se saltaron administrativamente TODO, pero claro, fue realizado para tapar las humillaciones y maltratos que sufrió nuestro hijo por parte del profesorado.

        Me gusta

  37. Este post me llega como rayo de esperanza, mi niño tiene 2 años 5 meses y el neurólogo lo diagnosticó con autismo leve, con sólo observarlo en una cita de 45 minutos y por 2 síntomas q es el retraso en el lenguaje verbal y conductas repetitivas. Lo médico con risperidona, yo veo a mi hijo como una persona normal y todas las cosas alarmantes q el médico dijo no concuerdan con lo q mi hijo es y se comporta en casa. Mi instinto me dicta q busque más opiniones antes d dar un medicamento tan fuerte y q será d por vida

    Me gusta

    • Perdón que me inmiscuya, pero los antipsicóticos (y la risperidona lo es, aunque se supone que a bajas dosis funciona como “tranquilizante”) según psiquiatras honestos y no comerciales solo debe recetarse en caso de peligro para sí mismo o para los demás y por cortos períodos de tiempo.

      Además el TEA se confirma (antes un profesional serio tomaría ese veredicto como un simple “prediagnóstico”) con tests como el ADOS y /o ADI-R (como ya dijeron más arriba), que piden mucho más que sólo 2 síntomas, y aún así no se descarta la posibilidad de falsos positivos, por lo cual se recomienda que quienes los administren sean personas con amplia experiencia en TEA.

      Me gusta

      • No puedo evitar meterme en este tema, pero es que realmente me hierve la sangre ver como niños normales o a lo sumo con algún trastorno de aprendizaje puntual que no les impedirá llevar una vida completamente normal se maldiagnostican como TEA, en tanto que los verdaderos casos de TEA son a su vez confundidos con esquizofrenias de la infancia; en ambos casos estamos hablando de etiquetas que pueden arruinarle la vida a una persona y que crean prejuicios muy fuertes..y una tendencia a que profesionales sin experiencia sigan viendo lo que originalmente se sobrediagnosticó.

        Me gusta

      • Me enferma el doble rasero de los profesionales que diagnostican a la ligera. Dicen que el diagnóstico es “para ayudar a la integración” (después uno descubre que, en realidad, a sus bolsillos) y ante el más mínimo desacuerdo ellos mismos terminan discriminando y diciendo que nunca llevarán una vida normal ni podrán conseguir trabajo en ningún lado.

        Deberían estar penados por la ley los diagnósticos y planes de tratamiento hechos sin ningún test específico para la etiqueta otorgada.

        Así como en los casos de pseudotea todo pasa a ser interpretado como confirmación del supuesto “espectro autista”, cuando inicialmente se maldiagnosticó esquizofrenia pasa algo similar: las estereotipias pasan a ser “catatonías”; las fobias son “delirios”, el aislamiento social y la reducida expresividad emocional son “síntomas negativos”, la falta de teoría de la mente (y los comportamientos “faltos de sentido común” que conllevan) son otra prueba de “locura”… , lo mismo para los intereses obsesivos, la dependencia generada por trastornos motores, etc….Y en los informes se pone que “puede perder el contacto con la realidad algún día”…

        Me gusta

  38. Leo esta carta, pienso en el niño que describe y no puedo dejar de acordarme de mi misma a esa edad. Que si no socializaba, que si pretendia saber mas que la profesora, que si mi caligrafía era así o asá, que si no coloreaba bien. Tal vez hubiera agradecido un poco de seguimiento de parte de los profesores de aquel entonces ya que mi personalidad fue motivo de acoso escolar. Numerosas veces llamaban a mi mama o para felicitarla, pues ellos no digerian que a mis 5-6 ya multiplicara (aunque lo aprendi por memoria, todos en la familia tenemos excelente memoria) o hiciera divisiones sencillas; o la llamaban para decirle que yo estaba mal, que mi letra es horrible (y ni hablar de la inmensidad de cuadernitos de caligrafía que me obligaban a llenar), que me peleaba con todos (¡Porque ellos me molestaban!) etc. Gracias a dios mi mama nunca hizo caso de sus “recomendaciones” mas por ignorancia que otra cosa, prefirio no meterse en lo que no conocia y segui normal, aunque soportando las quejas que con el tiempo los profesores me las decían a mi personalmente. Hoy dia soy normal y de hecho mi actitud ha sido la garante de mis notas excelentes en la universidad. De hecho hace como dos años, una tia mia que estudió educación me dijo textualmente “Cuando eras niña creia que tenías Asperger, pero no, es que eres asi”. Como dice cierta frase taoista, “¿Quien sabe si sera bueno o malo?”

    Me gusta

  39. Muchas gracias por tú historia, ha sido un respiro entre tanta negatividad. Ahora mismo estoy pasando por algo parecido, con la diferencia de que mi hija ya hablaban de ello con 18 meses y acaba de cumplir 2 años hace 15 días. Que no señala, que no mira lo suficiente, que no habla ya 50 palabras para su edad. También me han hecho la misma encerrona en el despacho de la directoria e incluso en atención temprana y van a buscar el fallo, si le dicen por ejemplo mira los zapatos y ella lo hace al rato se lo vuelven a preguntar para que no mire y que no es bueno que juegue con los puzzles o números o fichas, que tiene que hacer otros tipos de juegos, cuando el juego simbólico ya lo hace nos encanta imitarnos tanto a su padre como a mi.
    Yo soy profesora y jamás en mis 10 años de esperiencia he hecho esto con un alumno y los mios ya tiene 11 años para adelante, hay que tener mucho cuidado con lo que se dice.
    Creo bajo mi humilde opinión que no se les deja a los niños crecer, los tenemos que meter en unas tablas y todos tienen que ser iguales.
    Con esto sólo consiguen que nos preocupemos y nos disfrutemos la infancia de nuestro pequeños y vivamos angustiados con que no realicen ciertas cosas que es lo normal para ellos.
    Y ahí va mi frase favorita: Nosotros vemos muchos niños y todos ellos hacen esto o lo otro a la edad de tu hija y ella no, por lo tanto tiene un problema. Y nunca ven que es una falta de madurez.
    Y al igual que tú veo a mi hija madurar por días, espero que esto pase y pueda respirar, porque vaya meses que estamos pasando, gracias a días su padre tiene la cabeza más fría y me repite una y otra vez que a la niña no le pasa nada.

    Me gusta

  40. Esta semana ha sido la peor semana de mi vida… Mi pequeño de 22 meses le pusieron la etiqueta “Retraso Generalizado del Desarrollo” es decir, autismo. Desde ese día en que su madre y yo salimos de la consulta con el neurólogo pediatra, estabamos por el piso. Tanto ella como yo, no miramos a nuestro “peque” como antes. Este espacio es el único rincón que he encontrado algo de esperanza, pero cada día es una lucha por no sentarme a llorar y tratar de pensar que es solo una etapa y no un sintoma.

    Me gusta

  41. Bueno, comento la situación que estamos viviendo en nuestro cole pero lo nuestro está rozando el subrrealismo.

    Lo primero porque la directora actual ha establecido una especie de regimen norcoreano a la hora de dirigir los designios del cole. Para que más o menos veamos como funciona la cosa. Antes de que llegara la amada lider a nuestro cole, el ampa solía hacer un acta oficiosa de las reuniones del consejo escolar para informar a los padres de los acuerdos que se habían tomado. Al enterarse la amada lider que eso se hacía en el cole prohibió el envío del acta oficiosa diciendo que había un acta oficial, que estaba en secretaría y que el que quisiera verla, tenía que pedirla.

    Ese tipo de decisiones evidentemente ha creado animadversión a muchos padres y es curioso como un colegio, por muy publico que sea, se puede considerar de clase media alta por mucho que todos los padres vayan con barbita hipster y le gusten la movida perroflautica, según nos han contado en el último consejo escolar hubo insultos de los padres a la amada lider. En parte para nosotros es un alivio, un triste alivio, pero alivio al fin y al cabo que no seamos los únicos padres que tarifan con la directora.

    La otra cosa subrrealista del cole es que a pesar de haber casi 20 aulas de niños normales, el cole, que es relativamente reciente, anteriormente era un colegio de educación especial y quizás por ese motivo conservó un aula específica de niños autistas, y todo lo que destaca del cole es ese aula específica. Es como si el aula TEA fuera un caramelo goloso para que la directora se cuelgue medallas. Sin ningun pudor, la mayor celebración del cole no es ni navidad, ni carnaval ni semana santa ni feria, sino el día del autismo al que ya, sin ningún tipo de complejos llama “DIA DE CONCIENCIACIÓN CON EL ALUMNADO TEA”

    Y ahora toca contar nuestra historia subrrealista, las últimas cosas que han ocurrido.

    Lo cuento en un mensaje posterior.

    Me gusta

  42. El caso es que como comentamos, pedimos una revisión del dictamen. Dicha revisión del dictamen, que nosotros rechazamos diciendo: nuestro hijo no necesita PT, como que la orientadora lo dejó escondido en un cajón,.

    Me pongo en contacto con el cole y me dicen que: es lo que hay, si ellos creen que necesita PT, se pone PT y los padres ajo y agua, y que si no, desescolarizar.

    Ante esa respuesta me pongo en contacto con inspección escolar con la casualidad que una madre de la misma clase se había puesto en contacto con inspección escolar porque la estaban presionando para que metiera a la hija (en infantil aún) en el aula específica.

    La inspectora se presentó en el cole, me dieron el procedimiento para reclamar la negativa al dictamen, y así lo hice.

    Bueno, pues tras casi un mes me pongo en contacto con la dirección y me dice la orientadora que ya tiene preparada la revisión del dictamen y yo le explico amablemente:

    El procedimiento dice que el equipo provincial de orientación tiene que mandar por escrito una decisión a la dirección y la dirección me lo tiene que comunicar por escrito. Dado que ese procedimiento no se ha cumplido, no voy a ver ninguna revisión del dictamen.

    Flipante.

    Veremos como va quedando la cosa.

    Me gusta

    • Madre mia Litrez! Lo tuyo me recuerda a lo mio. Nosotros tenemos diagnostico de retraso en lenguaje y en el cole me dijeron que como ellos piensan que no es asi me mandaban al equipo especifico. Flipante! Como no quisimos que el crio se sometiera a eso (sin ninguna objetividad x supuesto) el director nos insinuó que es lo q había…Lo hemos cambiado de cole y en el nuevo nos dijeron a todo que si! Una vez que el niño está allí 15 días nos dicen q como hay ya un expediente abierto, no se pueden pillar los dedos. La directora me dice :” Tenemos una responsabilidad, es como cuando vas al medico y ven que un niño tiene moratones, da parte a la policía x si acaso los padres le pegan no?? Pues esto es igual, lo mismo el crio solo tarda en hablar pero y si es otra cosa… Nos curamos en salud”. Que han hecho en el nuevo cole?? Copiar y Pegar el informe que habían hecho en el anterior. Miran al crio con lupa todo el rato. Ya hasta cuestionan su comportamiento, la orientadora me dice es que pinta 2 minutos y se levanta a por juguetes. Y q?? Eso es patológico??
      Llamé al defensor del estudiante hace 15 días y me dijo que hay una equivocada conciencia respecto a los niños, los niños son nuestros! Un orientador NUNCA puede diagnosticar. Su función debe ser estrictamente esta: si ven que un alumno fija mucho la vista y se acerca mucho a los libros le deben decir a los padres lleva a tu hijo al oftalmólogo y punto.
      A mi m encantaría seguir luchando pero es luchar contra un gigante. ¿Qué habéis pensado hacer?
      A mi m da mucha impotencia todo, pero es que no se que hacer… Removerlo todo y nos van a hacer caso??

      Siguenos contando y animo!!!
      Saludos

      Me gusta

  43. Hola, soy madre de un niño de tres años y un mes, que va lento en la adquisición del lenguaje.

    La psicóloga de la guarde (está en el último año de guardería) tenía dudas de posible TEA y lo lleva evaluando desde los 20 meses. Todo empezó porque no le oían ninguna palabra, no imitaba lo que hacían los demás niños, se levantaba en las asambleas… Poco a poco han ido “desapareciendo” los rasgos de TEA que ella veía, muchos de ellos solo los apreciaba en la guarde porque en casa es mucho más abierto, obediente y habla mucho más. Aún así ella prefería que lo viera un equipo de AT.

    Hoy lo han visto en AT y ven retraso en el lenguaje y en el área social, aunque dicen que es muy pequeño para hacer diagnósticos y que hay que ver cómo evoluciona.

    Lo llevamos a logopedia dos días a la semana desde enero de este año, y la logopeda está muy contenta, dice que ve avances continuamente (como vemos en casa) y dice que es un niño muy inteligente.

    Nosotros vemos que empezó tarde a hablar, y no “cuenta” mucho por ejemplo, qué ha hecho en el cole, qué ha visto, qué ha comido… También vemos que los niños de su edad empiezan a buscarse para jugar juntos y el nuestro a veces lo hace y otras pasa olímpicamente de los demás niños… y algunas cosas así. Pero en el MCHAT no cumple ni un criterio. Si no es autismo, esas “peculiaridades” son otro trastorno? O por descarte es simple maduración lenta? Cada día pensamos una cosa.

    Llevamos meses (años ya) de angustia, y tenemos muchas dudas, estamos cansados de analizar a nuestro hijo, como lo sobrellevais vosotros? Muchas gracias por el blog, por los ánimos que transmitís en estas situaciones que nos ha tocado vivir.

    Me gusta

    • Estás describiendo a mi hijo. Igualito. Hace dn junio 5 años y la evolución ha sido constante, en esa línea ascendente q tiene tu hijo y los rasgos tea (tenía más q tu niño pero tampoco suspendía el mchat) están cada vez más lejos. Tiene diagnóstico de tel mixto pero evoluciona muy bien por eso m entran los siete males cada vez q un niño similar al mío y con tres años le dicen q pudiera ser tea. Insisto, con cinco años casi, el fantasma del tea está superado.
      Un saludo

      Me gusta

      • Que bueno lo que cuentas, cada mes suma para ir en esa línea ascendente y ver mejorías. Yo apenas estoy empezando el camino, mi niño ha empezado el preescolar apenas el primer dia de clases y ya me estaban diciendo que le haga evaluaciones de TEA, él tiene retrazo del lenguaje diagnosticado por un neuropediatra, es poco sociable y cuesta que ponga atención. apenas esta es su segunda semana a ver como le sigue iyendo.

        Me gusta

  44. Leer todo esto nos alienta a los padres que estamos pasando por situaciones muy parecidas… ojala pudieran seguir contando sus historias y como han evolucionado sus hijos.
    Tengo mellizos de 3 años, el neuropediatra les diagnostico Retrazo del Lenguaje hace 4 meses aun no hablan, balbucean muchísimo pero esta costando que se suelten a hablar, están iyendo a terapia de lenguaje pero su atención es muy dispersa por lo que les recetaron Strattera, alguien sabe algo de ese medicamento? Según el neuropediatra es para que agarren concentración.
    Acaban de empezar preescolar y ya los están etiquetando..

    Me gusta

    • Ojalá podríamos algún día decir mi hijo es totalmente como los demás porque yo lo veo normal pero cole siempre están que no hace…. que no hace…y lo único que le veo yo que es de diciembre y es el más pequeño

      Me gusta

  45. Hola, estoy leyendo tu carta y exactamente estoy pasando por lo mismo; mi hijo de 4 años se la vive en terapias, ya fui con neuropediatra y sus maestras no estan convencidas de que no tiene nada aun cuando las terapeutas dicen que solo le falta madurar.. no sabes lo mucho que me ha hecho llorar tu carta y lo mucho que quisiera dejar todo para estar con mi hijo.

    Me gusta

      • Sé lo que es pasar eso, ya desde hace unos días estoy pensando en cómo será este año, la angustia de ver a la profesora cada día, a ver con qué nos sale esta vez ahora que la asociación Tea, después de no sé cuántos profesionales, lo ha descartado definitivamente.

        Me gusta

      • YO FÍJATE LA PEDIATRA Y LA NEUROPEDIATRA VEN A MI HIJO NORMAL….Y EN EL COLE ME DICEN QUE NO HACE Y QUE NO HACE….LOS ESPECIALISTAS ME DICEN Q LE FALTA MADURAR QUE ES FRUTICA VERDE Y SOLO ESO….ASI QUE EN EL COLEGIO ES UN SUPLICIO PARA NOSOTROS….ME SIENTO MUY INCOMPRENDIDA…

        Me gusta

  46. Hola yo estoy muy deprimida tengo 5 meses q empese a notar a mi nino q no responde a su nombre le hablo y no voltea pero si le digo vamonos o quieres paleta si me hace caso el todo me entiende pero no voltea al escuchar su nombre y eso me tiene muy preocupada apenas cumplio 2 añitos y ya me avisa para ir al baño no se que pensar no se si por no voltear al escuchar su nombre pudiera tener tea porfavor alguien q me responda estoy muy preocupada

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s