¿Qué aprenden realmente los niños en el comedor escolar?

Comedor escolar infantil«Cuando salimos de viaje, me tengo que llevar en la maleta sus cosas de comer: sus nueces, sus galletas de su marca…», se lamentaba recientemente en el parque el padre de un niño de 3 años. «Eso se le quita con el comedor escolar», le espetó su interlocutora, madre de una niña de 3 años a la que deja a comedor, pese a que, en su caso, podría llevarla a comer a casa.

A pesar de las altas cifras de paro, cada vez son más los niños que van a comedor. Y es que, aparte de quienes los dejan por sus obligaciones laborales (o porque, lamentablemente, tienen muy escasos recursos), cada vez son más los padres y madres que piensan que el comedor tiene una «función pedagógica». En su opinión, el comedor es una especie de institución de educación alimentaria, donde los niños aprenden a comer solos y «de todo». Pero, ¿esto realmente es así? ¿Qué es lo que aprenden realmente nuestros hijos en el comedor escolar? Sigue leyendo

Anuncios

¿Todo vale para que los niños coman solos?

038 todo vale para que coman solos 1Admitámoslo. Los niños pequeños necesitan ayuda para comer. Al menos, en la sociedad en la que vivimos. Por más que nos empeñemos en que aprendan a comer solos pronto porque nos han dicho que serán «más independientes», o, en el otro extremo, porque nos han hecho creer que ayudarles a comer equivale a forzarlos y empacharlos; su capacidad para comer solos y el ritmo que marca la sociedad son incompatibles. Los niños pequeños se cansan pronto de realizar tareas de forma continuada, y más todavía si la tarea requiere cierto esfuerzo y concentración, como comer con cubiertos. Dependiendo de la edad que tengan, pinchar un macarrón o coger una cucharada de yogur pueden ser arduas tareas Sigue leyendo