El placebo de la estimulación temprana

¿Qué pasará si mi hijo no recibe atención temprana?

el-placebo-de-la-estimulacion-tempranaVivimos en el siglo XXI, en la era de la tecnología, las comodidades y la inmediatez. Todo lo que antes requería un enorme esfuerzo ahora lo podemos conseguir al instante apretando un botón: encender la luz, lavar la ropa, enterarnos de lo que pasa en la otra parte del mundo… Lo mismo con las enfermedades. Podemos fácilmente acabar con un dolor de cabeza, bajarnos la fiebre o cortar unos vómitos. Estamos acostumbrados a que el mundo funciona así, y cuando tenemos un problema, buscamos una solución «mágica», que lo arregle todo y lo arregle ya. Por eso, el mercado está, ahora más que nunca, saturado de falsos «productos milagro», como los sobres que prometen hacernos adelgazar, los suplementos que aseguran que nos harán tener memoria de elefante o las cremas que nos quitarán las arrugas de un plumazo. Y no faltan los productos «placebo», que nos hacen creer que estamos haciendo algo contra una enfermedad o síntoma, como la tos, los cólicos o un virus, mientras lo único que está ocurriendo es que el problema desaparece porque dejamos que el tiempo pase y la naturaleza siga su curso. Sin embargo, si seguimos tomando el producto hasta curarnos, le atribuiremos a éste nuestra mejoría. Creemos así habernos curado gracias al tratamiento, cuando sólo nos hemos curado durante el tratamiento. Con todo, mucho más peligroso es, por ejemplo, que se nos ocurra atiborrarnos a antibióticos para curar un resfriado, ya que podemos sufrir nocivos efectos secundarios.

La crianza de los hijos choca frontalmente con la filosofía de la comodidad y la inmediatez. Los bebés y niños pequeños son Sigue leyendo

La estimulación temprana: no es oro todo lo que reluce

estimulacion-temprana-no-es-oro-todo-lo-que-reluce
La estimulación temprana, o atención temprana, es la «madre del cordero» en el ámbito de los diagnósticos de autismo y trastornos del espectro autista (TEA). De hecho, es el objetivo a conseguir, la razón por la que se otorgan los diagnósticos y se ponen las etiquetas. Según recoge el libro Unstrange minds, de Roy Richard Grinker (Catedrático de Antropología y padre de una niña con autismo real), la veterana psiquiatra infantil Judy Rapoport, miembro del Instituto Nacional de Salud Mental, afirma sin rubor: «soy increíblemente disciplinada en las clasificaciones diagnósticas en mi trabajo de investigación, pero en mi consulta privada, diría que un niño es una cebra si así consigue obtener los recursos educativos que creo que necesita». Sigue leyendo

Autismo y sobrediagnóstico: Entrevista con el Dr. Enrico Gnaulati

Abril es el mes de concienciación sobre el autismo, fijado en los años 70 por la Sociedad Estadounidense de Autismo para «subrayar la necesidad creciente de sensibilización y concienciación sobre el autismo». Desafortunadamente, esa necesidad sigue desbordando las expectativas: los casos de autismo se han disparado en los últimos 20 años, lo que lleva a algunos a creer que los profesionales están sobrediagnosticando el Trastorno del Espectro Autista a gran escala. Con la intención de difundir los factores habituales que llevan a un diagnóstico equivocado de Trastorno del Espectro Autista (TEA), hablamos con el Dr. Enrico Gnaulati, psicólogo clínico y autor del recién publicado libro Back to normal: Why ordinary Childhood Behavior is Mistaken for ADHD, Bipolar Disorder, and Autism Spectrum Disorder.

(Entrevista original publicada en Beacon Broadside en abril de 2014)

Los casos detectados de autismo por cada 1.000 niños crecieron en EEUU de forma espectacular desde 1996 hasta 2007

Los casos detectados de autismo por cada 1.000 niños crecieron en EEUU de forma espectacular desde 1996 hasta 2007

P.: ¿Por qué piensas que el Trastorno del Espectro Autista (TEA) está sobrediagnosticado? ¿Dónde están las pruebas?

Dr. Gnaulati: Las últimas estadísticas de los afamados Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU revelan que 1 de cada 68 niños está afectado por el autismo. Eso supone un incremento del 30% en sólo dos años. En 2002, 1 de cada 150 niños presentaba el diagnóstico, y en 1991, 1 de cada 500. El repunte de diagnósticos está conformado en su mayoría por casos de autismo «leve», en los que el niño afectado ha adquirido habilidades de comunicación decentes y tiene una inteligencia media o superior a la media. Sigue leyendo

Cinco minutos con Stephen Camarata

Hoy, Stephen Camarata, autor de Late-talking children («Niños que tardan en hablar»), expone algunas de las causas del retraso en el desarrollo del lenguaje en los niños y los últimos hallazgos científicos sobre la relación entre el retraso en la adquisición del lenguaje y el autismo. El Dr. Camarata es Catedrático del Departamento de Ciencias de la Audición y el Lenguaje en la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt (EEUU). A sus espaldas tiene más de 25 años de experiencia profesional en el diagnóstico y tratamiento de niños con un desarrollo tardío del lenguaje y su propia experiencia personal como padre de un niño de estas características.

(Entrevista original publicada en el blog de MIT Press el 1 de octubre de 2014)

Stephen Camarata

– ¿Podrías citar algunas de las causas por las que un niño puede tardar en empezar a hablar?

– En consonancia con el título del libro, Late-talking children: a symptom or a stage? («Niños que tardan en hablar, ¿un síntoma o una fase?»), el retraso en la adqusición del lenguaje presenta muchas y muy variadas explicaciones. Para la mayoría de los niños pequeños, Sigue leyendo

Diagnóstico precoz: Cuanto antes no siempre es mejor

Diagnóstico precoz de autismo, cuanto antes NO es mejorEl diagnóstico precoz se considera fundamental en el autismo y trastornos similares, para que los niños puedan obtener los beneficios de las terapias de estimulación temprana. El resultado de seguir este axioma al pie de la letra es que cada vez se diagnostica a los niños antes. Ya se acepta que la mayoría de los diagnósticos se realicen en edad preescolar; normalmente, al ingreso en una escuela infantil. No contentos con eso, muchos profesionales se lanzan a la carrera para ver quién puede diagnosticar antes el autismo. Sigue leyendo

¡Todos somos autistas!

Circula con mucho éxito por las redes sociales y la blogosfera una imagen titulada «principales síntomas del autismo»; en algunos casos, acompañada de un texto animando a consultar con un especialista si se observan algunos de los síntomas enumerados, no necesariamente todos. La imagen en cuestión es la siguiente:

Presuntos síntomas de autismo, ¿todos somos autistas?El primer peligro de esta imagen radica en su imprecisión sobre el momento del desarrollo al que se refiere. ¿A qué edad debo preocuparme si noto estos síntomas en mi hijo? Sigue leyendo

Desarrollo lento o diferente

La autora, Judit Falk, del Instituto Pikler-Lóczy de Budapest, se pregunta qué es «normal» en el desarrollo de los niños. Sobre este punto, hay muchas diferencias. El reconocimiento de esta diversidad es indispensable, pero, en cambio, los descubrimientos sobre las capacidades insospechadas de los recién nacidos, en vez de otorgarles confianza, han vuelto más exigentes a los padres y a los profesionales. Queremos «acelerarlos», y al hacerlo corremos el riesgo de perturbar sus procesos de elaboración. Frente a esto, está la reacción cálida, estable y continua, base indispensable para el desarrollo. El niño más frágil necesita aún más que se mantengan estos vínculos.

(Artículo de Judit Falk publicado en la Revista Infancia, número de noviembre-diciembre 2001)

desarrollo-lento-diferente-judit-falk1

¿Qué es el desarrollo lento? ¿Qué entendemos con esta expresión?

A mí, esta noción, como sucede con la de la precocidad en el desarrollo, no me sugiere gran cosa. Sigue leyendo

Percentiles e hitos del desarrollo, ¿las nuevas tablas de la ley?

Percentiles e hitos del desarrollo, ¿las nuevas tablas de la ley?¿Quién no se ha topado alguna vez con las famosas tablas de percentiles de peso y altura? Están en todas partes: en la cartilla de salud, en la consulta del pediatra, incluso en los papelitos que en la farmacia te dan cuando vas a pesar al peque (algunas de estas tablas, con cifras interesadamente abultadas, junto a publicidad de alguna marca de leche de fórmula). Y, sin poder evitarlo, se nos van los ojos a buscar el punto de la tabla donde se sitúa nuestro retoño (y si no, ya nos lo marcarán en la revisión de niño sano para que no lo perdamos de vista), con un cierto anhelo de encontrarlo en la parte alta, aunque sólo sea por el deseo aferrado en el subconsciente colectivo de esta sociedad competitiva de que nuestro hijo esté en todo por encima de la media. Sigue leyendo

1 de cada 68 niños tiene hoy un diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista, ¿por qué?

Con las tasas del trastorno subiendo otra vez según nuevos datos del CDC, el doctor Enrico Gnaulati, psicólogo clínico y autor del libro Back to normal,  analiza cómo diagnostican los médicos el Trastorno del Espectro Autista en los niños y qué se podría mejorar

(Artículo original publicado en The Atlantic el 11 de abril de 2014)

1-de-68-niños-son-autistas-por-que

La especialista clínica Catey Funaiock observa a Marlain Dreher y su hijo en el Centro de Autismo Marcus de Atlanta, EEUU. (David Goldman/AP)

Las tasas de Trastorno del Espectro Autista (TEA) no están aumentando poco a poco, sino a todo gas. Las nuevas cifras que acaban de publicar los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC por sus siglas en inglés) revelan que actualmente 1 de cada 68 niños tiene un diagnóstico de TEA, lo que supone un incremento del 30% en sólo 2 años. En 2002, alrededor de 1 de cada 150 niños era considerado autista y en 1991 esta cifra era de 1 de cada 500. Sigue leyendo

«¡Que empiecen pronto! ¡Que aprendan rápido! ¡Que lo hagan ya!» Expectativas adultas sobre los niños

Expectativas adultas sobre los niños: que empiecen pronto, que aprendan rápido, que lo hagan ya

El pequeño Ramoncito era un niño juguetón
Al cumplir los cinco años le compraron un balón (…)
Ha crecido Ramoncito y ahora le dicen Ramón (…)
Sus jugadas favoritas causan gran admiración
Y ha fichado en un equipo de primera división

(Dale, Ramón. Los payasos de la tele. 1974)

Todos recordamos la canción de aquel niño prodigio del balón que creció y se convirtió en un futbolista de primera, con la que los payasos de la tele alimentaban los sueños de aquellos niños de los años 70 y 80 que soñaban con llegar a ser estrellas del fútbol. Pues bien, para destacar la precocidad del niño, allá por 1974, se decía que «al cumplir los 5 años le compraron un balón». Hoy día, un niño que se empieza a interesar por el fútbol alrededor de su 5º cumpleaños se considera un rezagado. Si hubiera nacido en 2010, el pobre Ramoncito habría sido el último de sus amigos en tener un balón Sigue leyendo